ADVIENTO

            El Adviento es el tiempo de preparación para celebrar la Navidad y comienza cuatro domingos de esta fiesta. También señala el inicio del Nuevo año litúrgico, el cual en este año de 2022 empezará el 27 de noviembre.

            Se dice que empieza el domingo más próximo a la Fiesta de San Andrés Apóstol que es el 30 de noviembre. El Adviento comienza, entonces, el 27 de noviembre y termina el 24 de diciembre.

Esperamos activamente.

APRECIADOS AMIGOS

            Ha concluido la publicación de mi libro Cuentos de mi Blog Volumen IV, en adelante trataremos de informar cuestiones del momento, de manera de tenerlos siempre informados, sobre todo a quienes me han estado siguiendo a lo largo de todos estos años.

            Diversos motivos han retrasado la publicación de nuevos libros pero pronto estaremos corriendo aviso de su llegada.

            Ha sido siempre una alegría para mí contar con su compañía, lo cual se ha manifestado en los mensajes que he estado recibiendo en mi página de contacto.

            Felicidades queridos amigos.

            08 de noviembre de 2022

Nuestro logo característico

100 NOTICIA BUENA Y NOTICIA MALA

            Cuentan quienes los recuerdan que en su tiempo ocurrían cosas extraordinarias y que se llegaba hasta a saber lo que nos esperaba en el Cielo.

            Había dos amigos que se querían entrañablemente y por eso se comprometieron a seguir siendo amigos aún en el más allá, que quien se fuera primero llamaría al otro para informarle cómo era el otro mundo para estar preparado con antelación.

            Se murió uno y el otro se dijo a sí mismo:

  • Seguro llamará, como habíamos acordado.

            Al día siguiente, efectivamente, el amigo llamó y luego de saludarse quiso saber cómo era el Cielo.

            Aclarándose la garganta le dijo que tenía dos noticias que darle, una buena y otra mala. El amigo le pidió primero la noticia buena, de manera que comenzó a informarle:

  • El lugar es maravilloso, aquí todo es bonito, da mucho gusto estar aquí. Hasta se juega fútbol.
  • ¿Cuál es entonces la noticia mala?
  • Que el domingo juegas tú.
El Cielo es maravilloso.

99 UN JUSTO RECONOCIMIENTO

            Desde muy pequeña mi nieta Andrea Canaval ha mostrado gusto por la actuación y se involucraba en todos los eventos del colegio.

            En el Nido “Mi pequeña Casita” en toda actividad escolar ella participaba y nos invitaban a los padres y abuelos como espectadores.  En el Nivel del Nido de 3 años Andrea actuaba en dos números siempre y la Miss estaba contenta. Pero ocurrió que en el Nido de 4 años le tocó una Miss alta, flaca y seca, malagracia. Andrea le dijo que ella está acostumbrada a hacer dos números pero la maestra dijo que no, solamente le daba un número para actuar.

            Cuando su papá vino a ver la exposición de sus trabajos, se paró al lado de la Miss y Andrea dijo, para sí misma, pero la escuché clarito:

  • Ah, pero mi papá es más alto.

            Definitivamente la Miss de 4 años no le cayó bien a mi nieta.

            En el Nido de 5 años, la Miss que le tocó era muy trabajadora e hizo buenas migas con la niña y le daba dos números en todas las actuaciones.

            Al pasar al Nivel de Primaria sus padres la matricularon en el Colegio San José de Cluny donde estuvo toda su etapa escolar. Se necesita recomendación para lograr matricularse en este Centro Educativo.

            Andrea ha participado en todos los eventos escolares que realiza el colegio y ha ganado muchos premios, diplomas y medallas porque no ha habido una sola actividad en la que no hubiera participado, incluyendo eventos deportivos, danzas folclóricas, diseños, danzas, declamación y el Desfile Escolar por Fiestas Patrias.

            En los Juegos Florales del Colegio obtuvo el Primer puesto en Cultura General y en Declamación.

            En todas sus actuaciones su abuelita Judith Alva, Maestra, le enseñaba la entonación y los gestos correctos. Andrea misma buscaba y escogía los temas para declamar.

            En el 6º Grado de Primaria, 2014, se anotó en los Juegos Florales para declamar las Reflexiones de Facundo Cabral, un conjunto de máximas que están desperdigados e hizo una recopilación que resulta un texto extenso y se lo aprendió de memoria.

            Pero hubo un problema, la Miss no le dijo que tenía que llevar el texto impreso en limpio. Tenía el texto impreso pero estaba doblado (es su método de aprender algo, repasa una parte hasta aprenderlo de memoria, luego avanza con la siguiente parte también doblada).

            De haberlo sabido nosotros lo hubiéramos imprimido en pergamino con letras góticas y puesto en una carpeta forrada en cuero. Todo lo hacíamos por nuestra nieta.

            Fue una declamación brillante y sobresaliente pero no ganó el primer puesto en los Juegos Florales por la omisión mencionada. La madre Amelia, la Directora,  se dio cuenta del hecho pero no quiso contravenir la decisión del Jurado. Pero para ella Andrea debió ser la ganadora, como todos los años.

            Una semana después el colegio San José de Cluny recibió la visita de la Superiora Provincial, sor Virginia, y la madre Directora encontró la manera de resaltar los méritos de Andrea: La invitó a declamar ante la Superiora Provincial como un justo homenaje a mi nieta. Invitó no a la ganadora sino a la “verdadera” ganadora de los Juegos Florales – Declamación.

            Misteriosos son los caminos del Señor.

Andrea, la verdadera ganadora fue reconocida por la Madre Directora

98 QUE TAL COMPADRE

            Todos los años mi amada esposa Maria Judith Alva Rivera preparaba los mejores juanes de la historia, no solamente para la celebración de la Fiesta de San Juan, que aun viviendo en Lima lo celebramos en familia todos los años, sino que lo preparaba para cualquier evento con la finalidad de no cocinar ese día, que los restaurantes no abundaban como ahora.

            Para toda Elección Presidencial porque todos nosotros éramos nombrados miembros de mesa, de manera que nos hacía llegar los juanes para los tres miembros de mesa. Si queríamos ir a pasear al Parque de la Leyendas, cargábamos nuestro juane para almorzar en el pasto verde, y así para cualquier evento ella nos hacía juanes.

            En una oportunidad se pusieron de acuerdo con nuestra comadre para ir a celebrar San Juan en Cañete donde residía una compañera de estudios de ellas. La amiga era conocida en la escuela como la Duce (Duche).

            Cañete está a 100 km de Lima e íbamos a viajar en nuestra camioneta Station Wagon, nosotros cinco y ellos tres.

            Pero me pareció curioso que nunca preguntaran sobre la gasolina ni los peajes. Supongo que pensarían que como es mi carro yo tengo que hacerme cargo de todo.

            Bueno, fue una sorpresa para la Duce y su familia pues habíamos llevado suficientes juanes para todos. Fuimos bien recibidos.

            En un momento dado vi que mi compadre salió con su hijo a la calle y Charito, mi hija menor de 6 años, los siguió. Fue con ellos.

            Los seguí a cierta distancia y lo que vi me hizo sentir mal. Jamás lo hubiera pensado. Mi compadre compró un chupete para él y uno para su hijo, no le importó que Charito estuviera con ellos. Me imagino que también fue una desilusión para mi hija.

            Me acerqué y llamé a Charito quien me sonrió sorprendida por lo que acababa de pasar, a unos pasos, en la pista, estaba un heladero. Le compré a mi hija el helado más grande y nos sentamos en una vereda para degustarlo frente a mi compadre y mi ahijado.

            Qué tal compadre.

El helado más grande

97 HERMAN MONSTER

            Cuando fui Presidente de la Comunidad Industrial de la Cervecería Backus y Johnston S.A. contraté una secretaria, de acuerdo a las reglas, porque la oficina tenía que estar abierta durante las horas de oficina y yo acudía al terminar mi jornada laboral en la fábrica.

            La Secretaria se llamaba Gladys Olaya Pasco y tenía todos sus documentos en regla. Trabajamos bien, tan bien, que cuando fui elegido Presidente de la Junta de Propietarios del Edificio de la Avenida Manco Cápac tenía que hacer copiar el Reglamento Interno en el Libro de Actas, a mano, para presentarlo en el Juzgado de Paz para su legalización.

            Le pedí a mi Secretaria que viniera a mi casa para un trabajo extra en mi domicilio. Le tomaría todo el domingo llenar el Libro de Actas.

            Pero cuando llegó a mi casa me dijo:

  • Yo he estado en esta casa.

            La miré, la imaginé más alta y con uniforme único, y recién me percaté que ella había sido compañera de estudios de mi hermana menor, Mónica. Cuando mi hermana vino a vivir en mi casa para continuar sus estudios la matriculé en la ESEP “María Parado de Bellido” en el distrito del Rímac.

            ESEP fue solamente un intento del gobierno de turno para revolucionar la educación en el Perú. La ESEP equivalía al 4º y 5º Año de Educación Secundaria y tuvo corta vida, pero las alumnas culminaron la Educación Secundaria.

            Fue entonces que Gladys venía a mi casa para hacer las tareas con mi hermana. Mónica me decía que a Gladys le llamaban en el colegio, Herman Monster.

            “Herman Munster es un personaje de televisión protagonista de la teleserie The Munsters interpretado principalmente por el actor Fred Gwynne. El personaje está basado en el monstruo de Frankenstein de Mary Shelley con el aspecto de la versión fílmica de Boris Karloff”.

            Fuente: Wikipedia la enciclopedia libre.

            Le decían Herman Monster porque usaba zapatos de colegio Herman Munster, que eran zapatos de cuero negro con la planta bien alta y la hacía parecer de mayor estatura y estaban de moda en aquel entonces. En ese momento le dije:

  • Tú eres Herman Monster.
  • Sí, señor, yo soy Herman Monster.

            Entonces es cierto lo que dicen los refranes:

  • La vida es un pañuelo.
  • La vida da muchas vueltas.

            Herman Monster entonces era mi secretaria, pero solamente duró tres meses. De repente dejó de venir a la oficina, y la oficina debe abrir todos los días para atender a las personas que vienen a hacer gestiones.

            Pasada una semana vinieron de su casa para preguntar si sabíamos dónde estaba. No, no sabíamos.

            De manera que contraté otra Secretaria, Consuelo Lucero Paredes.

            Luego de tres meses apareció Gladys para decirme que había estado cuidando a su abuelita, por eso dejó de venir.

            Era, en verdad, la mentira más grande que se podía haber escuchado. No tenía abuelita y en su casa no sabían dónde se encontraba. Solamente hice que el Contador le hiciera su liquidación porque ya tenía otra Secretaria pues la oficina debe atender todos los días.

            Gladys fue, pues, un personaje para la histeria.

Botines Herman Munster