CUARTO DOMINGO DE ADVIENTO

18 de diciembre de 2022

LA ANUNCIACIÓN

                        Dar inicio entonando el canto:

CAMPANA SOBRE CAMPANA

Campana sobre campana,

y sobre campana una,

asómate a la ventana,

verás al Niño en la cuna.

Belén, campanas de Belén,

que los ángeles tocan

¿qué nueva me traéis?

Recogido tu rebaño

¿a dónde vas pastorcillo?

Voy a llevar al portal

requesón, manteca y vino.

Belén, campanas de Belén,

que los ángeles tocan

¿qué nuevas me traéis?

            Luego continuar con la celebración que han preparado.

Publicado: 01 de diciembre de 2022

TERCER DOMINGO DE ADVIENTO

11 de diciembre de 2022

EL TESTIMONIO

            Empezar con el canto:

EL AMOR DE DIOS ES MARAVILLOSO

El amor de Dios es maravilloso

el amor de Dios es maravilloso

el amor de Dios es maravilloso

¡Grande es el amor de Dios!

Tan alto que no puedo estar arriba de Él.

Tan bajo que no puedo estar abajo de Él.

Tan ancho que no puedo estar afuera de Él.

¡Grande es el amor de Dios!

El amor de Dios es maravilloso

el amor de Dios es maravilloso

el amor de Dios es maravilloso

¡Grande es el amor de Dios!

            Luego continuar con la celebración que han preparado.

SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO

04 de diciembre de 2022

LLAMADO A LA CONVERSIÓN

            Comenzar cantando:

AMAR ES ENTREGARSE

Amar es entregarse

olvidándose de sí.

Buscando lo que al otro

puede hacer feliz (2)

Qué lindo es vivir para amar,

qué grande es tener para dar.

Dar alegría y felicidad,

darse uno mismo, eso es amar (2)

Si amas como a ti mismo

y te entregas a los demás.

Veras que no hay egoísmo

que no puedas superar (2)

Qué lindo es vivir para amar,

qué grande es tener para dar.

Dar alegría y felicidad,

darse uno mismo, eso es amar (2)

            Luego continuar con la celebración que han preparado.

Publicado: 24 de noviembre de 2022

PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO

27 de noviembre de 2022

LLAMADA A LA VIGILANCIA

            Iniciar cantando:

VEN, VEN SEÑOR, NO TARDES

Ven, ven Señor, no tardes.

Ven, ven que te esperamos.

Ven, ven Señor, no tardes.

Ven pronto Señor(Bis)

El mundo muere de frío,

el alma perdió el calor,

los hombres no son hermanos,

el mundo no tiene amor.

            Luego continuar con la celebración que han preparado.

Publicado: 22 de noviembre de 2022

DOMINGOS DE ADVIENTO

            El Adviento es el período de preparación para el nacimiento de Jesús. Si acudes a Misa en estos cuatro domingos de Adviento verás que los sacerdotes llevan detalles de color morado. Hay allí una corona de olivo o pino donde están las cuatro velas y se encienden una cada domingo. La corona es un símbolo. Es un período espiritual, de vivir en familia la llegada de un nuevo miembro.

            Son cuatro los temas que se presentan durante los cuatro Domingos de Adviento:

            Primer Domingo de Adviento:

La vigilancia, en espera de la venida del señor. La vela es morada.

Segundo Domingo de Adviento:

La conversión, la liturgia nos invita a reflexionar con las palabras del profeta Juan Bautista. La vela es morada

Tercer Domingo de Adviento:

El testimonio, que María, la Madre del Señor, vive sirviendo y ayudando al prójimo. Se le llama también Domingo de Gaudetes, por la alegría que produce en nosotros. La vela es de color rosado. Es una Misa especial para las mujeres: el sacerdote invita a acercarse al Altar a las damas embarazadas para recibir una bendición especial el fruto de su vientre. Es más bonito cuando el esposo la acompaña en este momento maravilloso.

Cuarto Domingo de Adviento:

La anunciación del nacimiento de Jesús. Las lecturas bíblicas dirigen su atención a la disposición de la Virgen María, ante el anuncio del nacimiento de su hijo. La vela es morada.

            No hay cosa más hermosa que celebrar el adviento en familia, en un clima de recogimiento y alegría llena de emoción por el nacimiento de Jesús.

            La Navidad es el nacimiento de Jesús.

            Publicado el jueves 17 de noviembre

Un calendario para tomarlo en cuenta

LA CORONA DE ADVIENTO

            Si bien es cierto que su origen es pagano, los primeros misioneros aprovecharon esta tradición para evangelizar a las personas.

            Partían de sus costumbres para enseñarles la fe católica para transformar sus vidas y prepararlos para la salvación del mundo

            La Corona de Adviento constituye una gran variedad de símbolos:

  1. La forma circular de la corona

            El círculo no tiene principio ni fin. Nos dice que el amor de Dios es eterno, sin principio y sin fin, así como también es nuestro amor a Dios y al prójimo que nunca debe terminar.

  • Las ramas verdes

            El verde es el color de la esperanza y la vida, y Dios quiere que esperemos su gracia, el perdón de los pecados y la gloria eterna al final de nuestras vidas. Nuestro anhelo más importante debe ser llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre.

  • Las cuatro velas

            Nos hace pensar en la oscuridad provocada por el pecado que ciega al hombre. Así como las tinieblas se disipan con cada vela que encendemos, el mundo se fue iluminando con la cada vez más cercana llegada de Cristo a nuestro mundo.

            Son cuatro velas que ponemos en la corona, tres moradas y una rosada, que encendemos de una en una en cada Domingo de Adviento al compás de nuestra oración en familia.

  • Las manzanas rojas

            Las manzanas rojas que adornan la corona representan los frutos del Jardín del Edén en espera de la promesa del Salvador Universal.

  • El listón rojo

            Representa nuestro amor a Dios y el amor de Dios que nos envuelve.

            La corona se puede llevar al templo para ser bendecida por el sacerdote. Pero también se puede bendecir en la familia con las palabras rituales en el Primer Domingo de Adviento.

            No hay nada más hermoso que encender las velas orando en familia y así nuestra familia será más fuerte y amorosa.