126 GIGABYTE

Cuando era niño, el fútbol era un deporte generalizado en Iquitos, y todo lo relacionado a él se expresaba en su idioma original (Football). Muchas veces aplicando expresiones coloquiales mezclando el Español con el Inglés.

Así teníamos el Goalkeeper (pronunciado golquiper) para referirnos al Arquero, puesto que en las clases de Castellano tocábamos el tema de los Barbarismos que se refiere al uso de palabras en idioma extranjero cuando tenemos en nuestra lengua su correspondiente traducido.

Centro Forward, Back izquierdo, Back Centro, Back derecho, Wing izquierdo, Wing Derecho, Autsay (Outside), Ofsay (Offside), etc. eran palabras de uso común en una cancha de fútbol.

La Real Academia de la Lengua Española recomienda siempre preferir la palabra traducida, a menos que esta no exista, entonces la RAE acaba por incorporarla. Pero no siempre es preferible su traducción. Atentos a esta recomendación la Cerro de Pasco Corp. en La Oroya cambió algunos nombres. Yo trabajaba en Sinter Plant y todo metalurgista sabe que el sinter es un aglomerado de mineral de plomo por acción de la tostación en trozos de 4 pulgadas de diámetro y sirve para alimentar a los Hornos de plomo. En cambio el nombre traducido Planta de Aglomeración no le dice nada a nadie. No puedes preferir este nombre traducido. En cuanto al offside la RAE dice órsay.

Esto viene a colación porque la mayoría de personas dice Lligabait a la palabra del título porque han olvidado que los múltiplos y submúltiplos de las unidades de medida son muy antiguos en el idioma español y piensan que el término Giga es un neologismo propio del Inglés.

Haciendo un breve recuento vemos:

Prefijos de Múltiplos:

Exa                 E         13000,0002000,0001000,000 = 1018

Peta                 P          1,0002000,0001000,000          = 1015

Tera                 T          12000,0001000,000                 = 1012

Giga                G         1,0001000,000                                    = 109

Mega               M        11000,000                               = 106

Kilo                 K         1,000                                      = 103

Hecto              H         100                                         = 102

Deca               D         10                                           = 101

Unidad                       1

Prefijos de Submúltiplos:

Unidad                       1

deci                 d          0.1                                          = 10-1

centi                c          0.01                                        = 10-2

mili                  m         0.001                                      = 10-3

micro               µ          0.000001                                = 10-6

nano                n          0.000000001                          = 10-9

pico                 p          0.000000000001                    = 10-12

femto              f          0.000000000000001              = 10-15

atto                 a          0.000000000000000001        = 10-18

En consecuencia Gigabyte se pronuncia en español Gigabáit, constituyendo el término báit (byte) un préstamo del Inglés. Y se refiere, en Informática, a la medida de la memoria de una computadora que es igual a 1,000 millones de bytes.

Como nota adicional debemos decir que un múltiplo muy usado antes, ha caído en desuso, me refiero al multiplo Miria, equivalente a diez mil, 10,000. Por ejemplo teníamos el miriámetro (diez mil metros, diez kilómetros), el miriagramo (diez mil gramos, diez kilos). Posiblemente era muy útil en la antigüedad porque los terrenos agrarios eran posiblemente de 100 hectáreas cuadradas. En la actualidad se prefiere los múltiplos que van de mil en mil.

La MacBook Pro

 

125 EL CLUB DE SACOLARGOS

No es que sea un club sino una manera de, aparentemente, fastidiar a las personas más tranquilas y que no sean trasnochadores. También se considera a quien entrega todo su sueldo a la familia y lo invierte todo en ella, en vez de ir a jaranear a una Peña y gastarse toda la plata en borracheras.

En la cervecería recibíamos tres gratificaciones al año: Fiestas Patrias, Navidad y Vacaciones. Una vez al año nos daban “Utilidades” y los dividendos de la Comunidad Industrial. Las gratis prácticamente ya están contabilizados con los sueldos y casi ni nos damos cuenta, pero las utilidades y la Comunidad Industrial era un monto importante y lo dedicábamos a cambiar los muebles de la sala, del comedor y dormitorios.

En el comedor de la cervecería nos reuníamos personas de diferentes áreas de trabajo e intercambiamos opiniones sobre la situación política o el campeonato de fútbol. Algunas veces, con orgullo, comenté la importante compra que habíamos realizado en nuestra casa. Pero tarde me di cuenta de mi error cuando mi Asistente vino a decirme que me habían “nombrado” Presidente del Club de Sacolargos.

En el Diccionario Latinoamericano dice “En Perú: hombre cuya mujer lo domina”.

Los Supervisores y Asistentes son empleados no profesionales y están bajo nuestras órdenes, pero jamás se atreverían a decir de frente a un Ingeniero alguna broma o una “chapa”. Mandas un Memo y lo suspenden. Pero entre ellos la cosa sí tiene ribetes de una verdadera jarana.

En la época del crimen de Banchero Rossi, todos los empleados seguían el juicio con sumo interés. Durante la cena allí entre ellos “había” Vilca, Banchero, Eugenia Sessarego y todos sabíamos a quien le decían así. De repente alguien decía “¿Y el relator” y todos rompían a reír a carcajadas. Y de esta manera ocurrían las cosas una y otra vez y yo siempre me quedaba en el limbo porque no sabía quién de ellos era el relator del juicio. Cuando le pregunté a mi Asistente, ya en el Laboratorio,  “¿Quién es pues el relator?” el gordo Acosta me dijo “Eres tú”.

Alguna vez escuché decir a un empleado cuando comenté que nos habíamos comprado un juego de comedor, “no hay que acostumbrar a lo que no ha de durar

Muchos de ellos escondían en su casillero todo ingreso adicional y lo gastaban en los jueves de Peña y yo por dar todo a mi familia no solamente era un sacolargo sino el presidente de todos ellos. Nunca fui a un jueves de Peña, y lo digo con orgullo.

Le conté a mi esposa y a ella le hizo gracia y les contaba a sus amigas que yo estoy a punto de llegar a la casa porque soy el presidente del club de sacolargos. No falla.

Cuando estuve en el EPCA, en una reunión de miércoles, lo comenté, pero el padre Jorge García QEPD me dijo:

  • Jorge, ¿esas mismas personas que te pusieron ese nombre, acaso no te buscaban siempre para pedirte consejos?
  • Todo el tiempo – padre – consejos de todos tipo, profesionales, técnicos, personales y hasta afectivos.
  • Claro pues – dijo él – porque confiaban en ti, porque sabían que habías formado una familia plena de valores morales.

Nunca me molestó y a mi esposa menos, más bien le hacía gracia y lo contaba con cierto timbre de orgullo.

El saco largo

 

124 ALLÍ VIENE MI CHOFER

A mi compadre Alfredo Ugarte, militar de carrera,  le cupo en suerte ser nombrado Edecán en Palacio de Gobierno.

En su sección El Habla Culta, la doctora Martha Hildebrandt nos dice que la palabra Edecán significa “Oficial de las fuerzas armadas al servicio del Presidente de la nación, que desempeña funciones de carácter protocolar” (Diccionario de americanismos, ASALE, 2010).

Orgulloso mi compadre, al terminar la jornada de trabajo, enfundado en su radiante uniforme con sus condecoraciones y sus cordones de Edecán, se dirigió a su casa en Chorrillos manejando su carro, cuando al llegar su esposa salió a darle el encuentro para decirle que su papá había venido a Lima a una reunión de Alcaldes en el Hotel Sheraton y está esperando que vaya a recogerlo.

El señor Eliseo Alván, Alcalde de Juanjui,  se encontraba en Lima para una corta estadía y prefería alojarse en casa de su hija, mi comadre Clara. El señor Alván es conocido por su carácter socarrón que también heredó su hija. En aquellos tiempos no había celulares para comunicarse de inmediato, de manera que recién cuando Alfredo llegó a su casa le pudo dar el encargo. Raudo partió el Comandante a recoger a su suegro. Menos mal que era Comando y no sentía el cansancio

En la puerta del Hotel Sheraton esperaba el Alcalde con su Secretario, atisbando con impaciencia la Vía Expresa, cuando de repente gritó:

  • ¡Allí viene mi chofer!

El Secretario también miró y le dijo desalentado.

  • No, señor Alcalde, quien viene es un alto Jefe Militar.
  • Bah, pero si esa clase de chofer no más tengo yo.

El Edecán

 

123 ANÁLISIS TRANSACCIONAL

Habíamos sido elegidos Directores Comuneros, representantes de la Comunidad Industrial ante el Directorio de la Cervecería Backus.

Una vez al mes debíamos participar en la sesión del Directorio de la empresa y era en verdad atemorizante. Ellos eran millonarios dueños de las mayores empresas del país y astutos en el manejo empresarial y sus Directorios y nosotros éramos representantes de los trabajadores, pero por nuestra participación que los obligaba la Ley General de Industrias que creó la Comunidad Industrial en 1970, la Comunidad Industrial de la Cervecería recibía varios millones de soles de dieta  y también participación en las utilidades que se distribuía entre todos los trabajadores cada año.

Fue entonces que el Psicólogo Jorge Rengifo Lozada, trabajador de la empresa sugirió al Presidente de la CI para darnos un curso de Análisis Transaccional a los cuatro Directores Comuneros, para cambiar nuestra actitud frente a los millonarios “dueños del Perú” y, más bien, superarlos a todos ellos.

Y, ¿qué es el Análisis Transaccional?

            El Análisis Transaccional (AT) es una forma ampliamente reconocida de la Psicología moderna, que consiste en un conjunto de herramientas conceptuales prácticas destinadas a promover el crecimiento personal y el cambio. Se considera una terapia fundamental para el bienestar y para ayudar a las personas a alcanzar su máximo potencial en todos los aspectos de la vida.

Fuente: Psicoactiva – mujerhoy.com

Básicamente se trata de aprender a interactuar con los demás mediante transacciones psicológicas con sus estados del yo (Padre, Adulto y Niño). El Padre es la autoridad para dar cuidados y reprender, el Adulto es el ser racional y responsable, y el Niño es el ser ligado a lo espontáneo, los sentimientos y los deseos.

Nos enseñó a pasar de un estado a otro con lo cual sorprendíamos al adversario. El Psicólogo nos decía que era como poner una soga alrededor de los otros y cuando lo decidíamos podíamos jalar la cuerda y hacerlos caer. En sentido figurado, pero sus resultados eran en realidad sorprendentes. Los Directores Comuneros éramos tres obreros y un empleado, y he visto a un obrero hacerle “pisar el palito” y ponerle furioso al Gerente General y cuando un Director del Capital quiso calmarlo le respondió “No, señor Director, a mí me está atacando”. Como dije, resultados sorprendentes.

En una sesión del curso el Psicólogo les había dicho a los otros algo sobre mí, antes que yo llegara a la oficina, y cuando llegó el Coffee break me dirigí al baño para lavarme las manos y cuando volví escuché que les decía “¿No les dije?”. Me quedé intrigado. Al salir le pregunté a uno de mis compañeros y él me dijo que les había dicho “Cuando llegue el Coffee Break el Ingeniero Suárez se va a ir al baño a lavarse las manos. Todos los Ingenieros Químicos se lavan las manos antes de comer algo”.

Y es cierto, durante toda nuestra formación universitaria trabajamos con sustancias altamente venenosas, y en el Laboratorio de la Cervecería también muchos análisis se hacen con cianuro de sodio y de potasio, de manera que por nuestra misma formación y por el cuidado de nuestra salud nos lavamos las manos antes de comer algo, aun ahora que estoy jubilado.

En otra sesión el Psicólogo nos preguntó si nos había ocurrido algo curioso, algo raro en estos días. Me había ocurrido a mí:

Ayer, al llegar a mi casa sonó el teléfono, mis hijas estaban en el Colegio y mi esposa en su trabajo de Maestra, de manera que contesté. Una voz femenina me dijo muy seria:

  • Señor le llamo de la Compañía de Teléfonos, estamos haciendo verificaciones en el área donde usted reside ¿podría soplar por favor?
  • ¿Qué?
  • Señor, le repito, llamo de la Compañía de Teléfonos, estamos haciendo verificaciones en el área donde usted reside ¿podría soplar por favor?
  • Fu.
  • Más fuerte, por favor.
  • Fuu.
  • Más fuerte señor.
  • Fuuuuu.
  • Gracias papacito, me acabas de inflar mi globo.
  • Payasa

Se entusiasmó  nuestro Profesor y lo explicó, primero con duda sopló despacito, después más seguro sopló más fuerte y a la tercera sopló con toda su alma. Qué bonito caso, vamos a reproducirlo y todos tuvimos que repetir palabra por palabra, gesto por gesto: uno hacía de muchacha y otro de mí y nos alternamos y yo tuve que hacer de muchacha y de mí mismo también. Todos estábamos eufóricos y participábamos con emoción como en una obra de teatro. Esto definitivamente reforzó el alcance del curso y fue para nosotros una verdadera catarsis.

El telefonito

 

122 MI CANTO

Conmigo trabajaba en la Nocturna del Politécnico el “Flaco” Siccard. Siccard era obrero de la Tabacalera en el día y los fines de semana “trabajaba” en el dúo Os Doidos do inferno con el “Patillas”. Como su mismo nombre lo indica, cantaban canciones en Portugués. El “Patillas” era un señor, vecino de mi casa, quien a los 40 años de edad ganó una Maratón y lo llevaron a Chile para no sé qué Panamericanos.

En ese dúo el “Flaco” tocaba el pandeiro y el “Patillas” lo que ellos llamaban la cavaquinha, pero buscando ahora en el internet resulta que una cavaquinha es un ukelele, es decir una guitarra chica; y el instrumento que tocaba el “Patillas” parece más bien un shekeré: una maraca grande cubierta con una malla de mullos y se toca poniendo sobre una mano mientras con la otra mano la haces girar por el mango, produciendo un sonido característico: shick, shick, shick.

Este dúo era bien conocido en la localidad de Iquitos, tenían actuaciones en Radio Loreto y en Radio Atlántida. Hasta Orlando Cetraro, dueño de una orquesta de alto nivel los llevaba algunas veces para que actuaran durante la fiesta.

En el trabajo en el Politécnico entre las horas de clase conversábamos y me enseñó un par de canciones de su repertorio, en brasilero (Portugués).

En una noche de Carnaval estando trabajando con mi orquesta, durante una “Marchina de Carnaval” me animé a cantar y al terminar, mi hermano Enrique se acercó a decirme “Bacán se oye tu voz en el micro”. Es decir, se oye muy bien tu voz. De manera que me entusiasmé y me mandé con la otra canción que me había enseñado mi amigo Siccard.

La primera canción fue “Cachaça con Limao”. He buscado en el internet pero solo encontré otras versiones y no concuerdan ni la letra ni la música. Aquí la que me enseñó el Flaco Siccard

“Mi da un copo quero beber

Cashaça con limao

Quero afogar a minha amagua

Eu bebo bebo pra acabar u garrafón

 

Ven meu amigo ven bebe conmigo

Quem nao bebe morre

Quem bebe morre tamben

Nao tem mai jeito nao te solução

Eu bebo bebo pra acabar u garrafón”.

 

La otra canción es “O Jardineira” de Orlando Silva, concuerdan la letra, la música y el ritmo

“O jardineira por que estas tão triste

Mas o que foi que te aconteceu

Foi a Camélia que caiu do galho

Deu dois suspiros e depois morreu

Foi a Camélia que caiu do galho

Deu dois suspiros e depois morreu

 

Vem jardineira

Vem meu amor

Não fique triste

Que este mundo é todo teu

Tu és muito mais bonita

Que a Camélia que morreu”.

            Fue una verdadera revelación, a todos les encantó y a mí me enseñó que también canto bien con la voz gruesa. Desde entonces canto en todo sitio, en las fiestas de cumpleaños familiares, en la Plaza de la Bandera y los colegios de mis hijas y nietas, el Himno Nacional y en la Parroquia en las Misas, los cantos religiosos. Canto a pulmón lleno.  Me hace mucho bien cantar con toda el alma, hace que me sienta bien.

Todo porque un amigo y compañero de trabajo me enseñó dos canciones de su repertorio profesional en un idioma que no hablamos en nuestro país.

Pandeiro                                                       Shekeré

 

 

 

121 EL CANCIONERO DE NUESTRA VIDA

Mi esposa Maria Judith Alva Rivera  tiene la voz aguda, voz necesaria para ser Profesora de Educación Primaria cuyo timbre de voz le permitía ser escuchada nítidamente por los 60 alumnos de su Clase.

El mío es más bien ronca, especial para voz de mando y me fue útil cuando fui soldado de la Patria.

Pero ambos compartíamos una afición que nos unía: el canto.

Las canciones que se escuchaba en la radio, jaranas criollas, o en el cine Belén, canciones rancheras, nos servían como excelente pretexto para cantar a dúo.

Ella cantaba con voz impostada de soprano falsete, tal y como le enseñaron a cantar las monjas del Sagrado Corazón en el Internado de Requena y en la Escuela Normal de Iquitos. Pero muchas veces sabíamos la canción pero no la letra por lo cual adquiríamos cancioneros y cantábamos las canciones más conocidas. Era un buen ejercicio amén de una buena manera de estar juntos.

En resumen, nuestra afición compartida era  contarle yo la obra de literatura que había leído, entonces había leído miles de libros, y ella la oyente más atenta que todo orador sueña con tener, ir al cine,  y cantar juntos; además de pasear por las calles de Iquitos, las Plazas y los lugares de baño, piscina de Pucayacu, rio Itaya, lago Morona y la playa de Nanay. Lo pasábamos bien y cada vez nos compenetrábamos más para llegar con ansias al matrimonio.

Luego de casados continuamos con nuestro canto a dúo, y cuando nos separamos por cuestiones de mi trabajo, ella enseñaba a nuestras hijas canciones representativas de   nuestra tierra: Ellas formaban un trío melódico. Básicamente ella les enseñaba principalmente el vals Iquitos y Amazonas de Julio “Chispa” Elgegren Pinedo y también el vals Hermosa loretana.

Cada que llegaba a Lima, recorría el corredor entre el Parque Universitario y la Plaza San Martín y en alguna librería al paso encontraba cancioneros que los adquiría y constituía nuestro más preciado tesoro que nos permitía cantar las canciones que escuchábamos en la radio o en las películas mexicanas. Aún conservo estos cancioneros aunque ya no lo cantamos, ella ya no puede hacerlo. Así tengo:

  • Cancionero Escolar Editorial Bruño
  • 200 Valses Criollos Ediciones Comerciales 1971
  • Selección de Valses Criollos de Ediciones Díaz 1971
  • Selección de los Mejores Boleros de Ayer, de Hoy y de Siempre Editorial Inkari
  • 1000 Boleros de todos los Tiempos Tomo 1 Centro Gráfico 1993
  • Cantares de México Editorial Goicochea
  • Los Mejores Tangos Ediciones comerciales
  • Vive Cantando Parroquia Santa María Magdalena

Claro, el Cancionero Escolar es de su época en la Escuela Normal y contiene las partituras, y Vive Cantando es el cancionero que hace algún tiempo editó nuestra Parroquia pero nunca más publicó una actualización y  en los Via Crucis cantamos cantos que no están incluidos en este cancionero.

Fue mi hija Claudia quien nos pasó el post “Por qué los pacientes con demencia recuerdan su canción favorita”.

            El proyecto se basa en la idea de que si a la gente con la enfermedad se le ofrece un acceso frecuente a la música en la que están arraigadas sus memorias y experiencias pasadas, la música puede mejorar su estado actual, disminuyendo la agitación, depresión y ansiedad, mejorando la interacción y aumentando su sentido de identidad.

Por ello elaboré «PLAYLIST CANCIONERO DEL AMOR», cancionero con nuestros temas más queridos, 16 en total, con el lema

“Ser capaz de reaccionar ante la música es lo único que la demencia no puede destruir”

Este es pues el Cancionero de nuestra vida y lo cantábamos juntos con emoción y nuestro corazón vibrando al compás de cada tema.

Los temas contenidos en este Playlist son:

                    Alabaré                                               Alma, corazón y vida

                   Cielito lindo                                       El mar y el cielo

                   El reloj                                                 El trece de mayo

                   Estrellita del sur                               La Contamanina

                   Las mañanitas                                   María bonita

                   Me he de comer esa tuna               Muñequita linda

                   Oh buen Jesús                                    Solamente una vez

                   Tengo una muñeca                            Tú reinarás

            Durante un año tuvimos esta hermosa terapia, luego perdió el interés por el cancionero, así como por muchas otras cosas más.

Cuando mi amada esposa estaba pasando por el proceso de cambio que le ocasiona el Mal de Alzheimer, estaba de pie a mi lado mientras yo lavaba los platos luego de la cena, entonces aprovechaba para cantar nuestros cantos más reconocidos y ella me hacía el dúo en voz alta. Fueron unos 6 meses aproximadamente, y después ya no quiso cantar.

Llegó de visita Elmira Amaya, antigua amiga nuestra y cantora y rezadora profesional, como ex monja sanjosesina. Le conté lo que estaba pasando, después de haber cantado a dúo “ahora ella ya no quiere cantar”. Elmira me preguntó “¿Cuáles son esas canciones? A ver, vamos cantando”. Estábamos sentados en la mesa, y di la voz de nuestros cantos conocidos.

Elmira con su voz potente hizo que Judith también volviera a cantar con nosotros. Fue muy bonito y llenos de entusiasmo cantamos toda la tarde, pero fue también la única vez. Judith nunca más cantó conmigo ni con nadie.