78 SER BUENA GENTE

Una buena persona es alguien que muestra amor, alegría, paz, amabilidad, bondad, humildad, paciencia y además es capaz de resistir y permanecer leal frente a todo.

Es también alguien que ejercita el autocontrol y que considera a los demás más importante que a uno mismo. Una buena persona es buen amigo, es buena escuchando y es alguien que exhibe integridad, dignidad y responsabilidad frente a sí mismo y frente a los demás en toda ocasión.

Una buena persona no juzga a los demás, ni les lleva la cuenta, si no que camina por la vida ofreciendo perdón y comprensión. Las personas así no critican a los demás, sino que defienden a quién sí se lo merece. Hoy día existen muy pocas personas especiales, y si encuentras a una, no dudes en permanecer siempre lo más cerca de esta persona, como persona positiva que es y como persona en la cual siempre podrás confiar como un verdadero amigo.

Fuente: ¿Cómo ser mejor persona? De purafelicidad.org

Dice en el aserto que existen pocas personas, pero lo lindo es que sí los hay, conocemos a algunos de ellos y, quien sabe, a lo mejor son muchos más de los que conocemos.

Según mi hija Charito, soy una de esas buenas personas. Por lo menos he tratado durante toda mi vida de ser así. Espero sinceramente haberlo logrado.

Voy donde el sastre del Mercado Bolívar y le muestro mi casaca que me trajo mi hija Claudia de Sao Paulo, donde vivía, para que le cambie el cierre. Me dijo que es un cierre grande y es especial, son treinta soles. Acepté el trabajo, aprecio mucho el regalo de mi hija.

Pero cuando el sastre revisó el cierre me dijo

  • El cierre está bien, funciona perfectamente, solamente se rompió la llavecita, nada más son tres soles

Cuando le conté a mi hija Claudia lo sucedido, dijo asombrada

  • ¿Todavía existen personas así?

Pues sí, existen. Para gloria de los seres humanos.

Mi esposa y mis hijas Luisa y Charito tuvieron un accidente mientras viajaban en una Coaster. La más afectada fue Luisa, se golpeó la nariz. En el Hospital Cayetano Heredia nos dijeron que se había desviado el tabique nasal y va a ser necesario que le operen la nariz. Que busquemos un buen Otorrino.

Encontramos una clínica en San Miguel donde podrían operarla por mi Seguro Médico familiar de la Cervecería Backus. Con la Carta de Garantía en la mano fuimos con Luisa para que la operen.

El doctor, una persona de edad provecta nos recibió la Carta, le revisó la nariz a mi hija y me dijo

  • El tabique está un poco desviado, pero no es gran cosa. No va a tener ninguna dificultad para respirar. No vale la pena hacerla sufrir tanto. ¿Para qué? – me dijo

Y me devolvió la Carta de Garantía, que es dinero contante y sonante, no le interesó. Sólo le interesó la salud y el bienestar de mi hija. Qué gran hombre.

Cierto atardecer de 1954, sentados en la vereda de nuestra casa en la calle Tacna, en Iquitos, mi mamá y yo vimos sorprendidos a un chico que traía un enorme sábalo recién pescado, 5 kilos por lo menos, y le dijo a mi mamá

  • Para usted señora
  • ¿No te habrás equivocado, hijito?
  • No señora, es para usted.
  • ¿Quién lo envía?
  • Lo envía mi papá, para el señor Pedro Suárez Soto

Un sábalo enorme es un banquete en la selva. Cuando regresó mi papá del trabajo le contamos y él nos dijo que era una persona que estaba solicitando un puesto en el Ejército y él le había hecho los “papeles” y había sido aceptado. Debe ser una muestra de agradecimiento, nos dijo. Siempre les ayudo en los trámites y papeleos a todas las personas que lo necesitan. Nunca les cobro.

El sábalo

Fue también el único caso de una persona agradecida por una ayuda brindada.

San José era un hombre bueno, recto, íntegro, honrado.

La Biblia dice de san José que era un hombre justo, porque ama y practica la justicia. Por esta razón es muy común en la Biblia llamar justo a la persona que respeta y defiende los derechos de los demás, principalmente de los más débiles.

San José

 

77 MAPFRE

Llegó el tiempo de mi jubilación. En realidad “jubilación Anticipada” puesto que pese a haber ganado el Concurso de Plazas docentes, al director de la Use de San Borja no le dio la gana de darnos los nombramientos a los dos Ingenieros Químicos, especializados en Informática, para Profesores de Computación.

Difícil seguir cotizando mes a mes las cuotas  para la AFP sin un trabajo seguro y de acuerdo a las leyes de aquel entonces hubiera tenido que cotizar hasta el año 2009, cuando cumpliría 65 años de edad.

Decidida la situación solicité mi jubilación anticipada en la AFP Unión, que pertenecía a la Cervecería Backus de donde había sido despedido, sin más ni más.

La AFP Unión convocó a licitación mi Fondo de Pensiones a nivel nacional.

Se presentaron en mi domicilio todos los agentes de las empresas aseguradoras de pensión existentes en ese entonces. Todos me presentaban folios y más folios con números, tablas estadísticas mostrando los millones y billones que tenían las entidades mayores que las patrocinaban y apoyaban. Me aburrían realmente.

Finalmente me decidí por Mapfre, y es la empresa aseguradora que me paga mi pensión mes a mes.

De todas las aseguradoras que habían visitado y que no habían ganado la buena pro, solamente el agente de Interbank vino a verme. Quería saber cuál había sido el motivo determinante para haberme decidido por Mapfre. No me fue difícil explicárselo.

Mira, ve. Todos ustedes vienen y me muestran toda su ingente riqueza patrimonial, sabiendo que nada de eso me va a tocar. Páginas y páginas de datos  y números. Yo soy Ingeniero, entiendo  y me aburro con todo eso que ustedes consideran lo más importante, las demás personas que no tiene este nivel, menos van a entenderlo.

Me decidí por Mapfre porque la joven que vino a verme me obsequió una revista de su empresa con imágenes de cómo ellos tratan a sus afiliados. El año anterior llevaron a sus afiliados con sus cónyuges a un paseo campestre y regalaron a todos ellos unas casacas cortaviento. Me pareció muy lindo que alguien se preocupe por las personas no por el dinero de nuestro fondo de pensiones.

El agente se sorprendió mucho de que a ellos no se les hubiera ocurrido nada de eso. Ellos tenían por seguro que los pensionistas apreciaríamos sus billones y no es así. Preferimos el calor humano.

Y las invitaciones eran para dos, el primer año fui con mi esposa para Fiestas Patrias a un paseo campestre en la Granja Villa donde  nos sirvieron medio pollo a la leña por persona con harta papa frita que repitieron porque los asistentes dijeron que querían más papas fritas. Desde que se inventó el pollo a la brasa mi esposa se declaró fanática. Ella se comió su medio pollo y la mitad del mío. Yo no como mucho, y el pollo a la brasa lo aprendí a comer porque me enamoré de ella, mi esposa. Luego el sorteo de electrodomésticos, televisores, microondas, cocinas y refrigeradoras. Baile con orquesta. Vamos, un fiestón memorable, y al final no regalaron unas chalinas de alpaca que los tengo guardados como recuerdo.

Para Navidad fuimos con mi hija Charito a un concierto de Orquesta de Cámara en vivo en el Auditorio del Colegio Raimondi, amenizado con abundante  buffet.

En la siguiente vez fue almuerzo en el Brisas del Titicaca con un show espectacular y finalmente una cena navideña en un casino de Miraflores.

Y paramos de contar porque cambiaron las leyes en el Perú y el fondo nacional de pensiones que debía desaparecer para que todos los trabajadores se puedan afiliar a una AFP, fue reactivado y entonces los trabajadores pueden optar por el fondo nacional o una AFP.

Entonces las previsiones que habían calculado las AFP se fueron al tacho y Mapfre se limita a solamente pagarnos puntualmente nuestra pensión. Ya no hay invitaciones ni regalos. Qué pena que en el país existan políticos que jamás amaron al Perú.

76 LA ASISTENCIA PÚBLICA

En inglés, ER significa emergency room, lo cual se traduce al castellano como sala de urgencias.           Fue una serie médico estadounidense emitido por la cadena NBC.

ER sigue la vida profesional y personal de los doctores y enfermeras de la sala de urgencias del ficticio Hospital County General del condado de Cook, Chicago, Illinois.

Fuente: Wikipedia La enciclopedia independiente.

Nos acostumbramos a ver cómo en esta serie los doctores y enfermeras y paramédicos corren para atender a las personas que requieren una atención de urgencia para salvarles la vida. Nada es más falso en nuestra realidad.

Nuestra realidad es triste porque el personal de los nosocomios de emergencia es por demás indolente e irresponsable. Se podría pensar que la Asistencia Pública es la antesala del infierno, pero no, es el infierno mismo.

Mi pequeña hija se atragantó con un trozo de manzana y se estaba poniendo morada, mi esposa salió a la calle cargándola y tomó un taxi, el taxista le dijo a la Asistencia pública que está en la avenida Grau. Vivíamos en la Plaza Manco Cápac.

En la Asistencia Pública nadie las atendió por lo que mi esposa salió y tomó otro taxi y le dijo que la llevara a la Alameda de los Descalzos en el Rímac, al Centro Médico de la Cervecería Backus. El chofer viendo la gravedad de la situación a la vez que aceleró le dijo

  • Señora, métale el dedo en la garganta y sáquele lo que tiene ahí

Mi esposa así lo hizo y le extrajo dos trozos de manzana y la bebé pudo respirar y llorar y cuando llegaron al Centro Médico “Esther Grande de Bentín”, aquí sí las enfermeras, técnicas y médicos corrieron para atenderlas con total y encomiable solicitud.

La jefa de Enfermeras me llamó a la Cervecería y me avisó. Fui corriendo y pude constatar que mi bebita estaba bien, bien atendida y mi esposa tranquila. Para ella la recomendación que le gritó el taxista fue lo que salvó la vida de mi hijita. El esfuerzo del personal de esta clínica es y ha sido altamente eficiente. De la indolencia de la Asistencia Pública es mejor no hablar.

Sara Cortez, amiga y compañera de estudios de mi hija Claudia en la Facultad de Artes Plásticas de la PUCP, tiene un hermano, Javier Cortez, que es médico de Emergencias de un Hospital local. Dice mi hija que el doctor Javier se mataba de risa cuando veían la eficiencia con que en la serie de televisión acudían todos para atender a los heridos que “necesitaban” atención de urgencia, porque en el Perú nadie hace eso: nadie corre, nadie se interesa por los heridos ni se preocupan por su atención. Llegaste herido, paga en ventanilla por tu atención y luego espera a ver si alguien viene, si es que viene, para atenderte.

El director de la USE de San Borja me birló mi nombramiento que había ganado por concurso para profesor de computación. Acudí al Ministerio de Educación en San Borja y nadie me atendió. Al bajar las escaleras, las habían encerado, no las habían secado ni habían puesto ningún aviso de ¡CUIDADO!  Y me resbalé por toda la larga escalera golpeándome la cara en los laterales de la escalera.

Las personas que hacían trámites acudieron para decirme que no me moviera que ya llamaron a la doctora del Departamento Médico del Ministerio. Cuando vino la doctora, vio mi mal estado de salud y solamente atinó a llamar una ambulancia y “despacharme” a la Asistencia Pública, ahora le llaman Hospital de Urgencias “Casimiro Ulloa”.

La doctora había llamado a mi hija Claudia, a su trabajo. Había yo llegado a las 10 am al hospital y a las 11 que llegó mi hija nadie me había atendido. A una monja que se había acercado a mi camilla le pedí un vaso de agua. Se fue la monja, y 15 minutos después cuando volvió a pasar por mi lado, me dijo: “Si quiere que le traiga un vaso de agua, debe usted darme un vaso”. Es difícil pensar que la religiosa se olvidó las Sagradas Escrituras «Y cualquiera que como discípulo dé de beber aunque sólo sea un vaso de agua fría a uno de estos pequeños, en verdad os digo que no perderá su recompensa» (Mateo 10,42)

Me dijo mi hija que debíamos ir mejor a la Clínica González en Lince, tienen Emergencia y sus precios son módicos.

Si la gente del Casimiro Ulloa son indolentes e incapaces para atender a los heridos son, en cambio, bravos y feroces para soltar un paciente. No querían dejarnos salir. Mi hija tuvo que gritar y amenazar con denunciarlos para que acepten mi salida, no sin antes firmar un libro de renuncia a la atención. ¿Atención? Suena curioso.

Me dijo mi hija Claudia que había allí un señor que tuvo un accidente con vidrios, quizás una borrachera, que había llegado a las 8 am y a las 11 seguía allí con los vidrios clavados en su cabeza. Nadie lo atendía. La verdad es que era un día tranquilo con muy pocas personas que atender, pero igual, nadie atendía. Verdaderamente incapaces en toda su extensión.

En la Clínica Gonzáles me atendieron de inmediato y pude regresar a mi casa a descansar y olvidarme de mi nombramiento ganado por Concurso de Plazas a nivel Nacional. Me sacaron sangre negra de dos hematomas en los pómulos, de uno 2 centímetros cúbicos y del otro 3 centímetros cúbicos.

Mi cara parecía haber sido aporreado por Cassius Clay o George Foreman, o ambos a la vez. Mi hija Charito me recomendó que no diga nada del accidente sino, más bien, que diga que “el otro quedó peor que yo”. La autoestima por delante.

Hospital de Emergencias

61 HABER NACIDO EN ESTE SIGLO

Me siento afortunado al haber nacido el 29 de julio de 1944, en la ciudad de Iquitos, capital de la Provincia de Maynas en el departamento de Loreto – Perú. En la primera mitad del Siglo Veinte.

Mi sobrina Flora me preguntó ¿Por qué te sientes afortunado, tío?

En realidad la respuesta es simple, porque nací el 29 de julio, solamente 54 días después del Día D, el desembarco en Normandía que dio inicio al fin de la Segunda Guerra Mundial.

Mi nacimiento, pues, estuvo enmarcado en un momento de gran tensión mundial, mientras que nuestro país tenía también su propia gran tensión con un país vecino desde hacía mucho tiempo. Esa tensión origina grandes hombres y grandes soluciones.

Que la guerra mundial nos tocó de cerca lo vivimos cuando a los 6 años de edad fuimos al cine y también habían ido nuestro reciente vecino Jan (Llan) con su mamá, una mujer alta y muy blanca. En aquel entonces, antes de dar la película pasaban el noticiero NO-DO. En ella se veía cómo los nazis habían asesinado a mucha gente, seis millones, y las imágenes mostraban los cadáveres colgados del cuello como animales. De pronto Jan se puso a gritar llorando “mi papá, mi papá”. Él y su madre salieron del cine abrazados y llorando. Jan había reconocido entre los muertos a su papá.

Hemos sido testigo de grandes acontecimientos que han ocurrido en nuestro país y en el mundo entero.

Cuando fui soldado, en 1962, usamos la regla de cálculo para las operaciones matemáticas en la Central de Tiro, y esta regla de cálculo recién se comenzó a utilizar en nuestra universidad en el año de 1966.

Regla de cálculo

El 20 de julio de 1969 dos astronautas norteamericanos, Neil Armstrong  y Edwin Aldrin, caminaron en la luna. Viajaron en el Apolo 11.

Vimos el nacimiento y desarrollo de tecnologías de avanzada que cambiaron el mundo. Si bien en Lima ya existía la televisión, era en blanco y negro, y un profesor del colegio nos contó en Iquitos cómo había venido a Lima  y asistió a la Feria Internacional del Pacífico donde pudo ver una televisión a color, la cosa más maravillosa. Ahora ustedes tienen todos televisión a colores y les parece nada nuestro asombro por cada uno de estos surgimientos que en su momento nos pareció tremendo, y en verdad lo fue.

Antes que las sumadoras portátiles o las calculadoras, de cualquier tipo, electrónicas, tuve la primera calculadora mecánica de bolsillo, el Addimult, que me facilitó en gran medida la recolección de datos de importación para la elaboración de mi Tesis.

Tuve la primera calculadora de bolsillo Sharp, todo un lujo y muestra de una creciente pasión por la tecnología. También la agenda electrónica Sharp, que hasta ahora funciona.

Útiles tecnológicos

El 10 de marzo de 1986 pasó por el cielo peruano el Cometa Halley, que gira alrededor del sol y cada 76 años pasa cerca de la Tierra. Tuvimos la oportunidad de verlo en vivo gracias a la televisión porque jamás iba a llevar a mi familia a los balnearios del sur para verlo en vivo y en directo. Desde niño fui entrenado por mis padres para no ubicarme en ninguna situación que no me permita la rápida retirada por cualquier emergencia. Fue una experiencia alucinante. La próxima vez que pase será en el año 2062, no falta mucho.

En Iquitos no hubo televisión hasta que el general Velazco Alvarado desmanteló el Canal 11 de Ricardo Belmont y lo envió a Iquitos donde se convirtió en canal del estado, en blanco y negro.

En Lima nuestro primer televisor fue de  un Westinghouse 24 pulgadas B/N, de consola, es decir que se paraba sobre el piso, comprado a plazos en Yompian, donde ganan los que van.

Los compañeros de mis hijas tenían televisores a color que traían de contrabando porque sus padres eran comerciantes e importaban sus productos de Estados Unidos. En el Perú en ese entonces todos los empresarios tenían en sus casas artefactos de 110 voltios, la tensión eléctrica de Estados Unidos, que traían de contrabando. Cuando el general Velazco fue derrocado por el general Morales Bermúdez, su mujer, Consuelo Gonzáles Posada, contaba a la prensa que su esposo, el general Velazco, se pasaba los días viendo telenovelas a colores, evidentemente en televisores de contrabando que los mismos militares habían prohibido en el Perú.

El primer televisor a colores que compramos fue un Tatung de 20 pulgadas. Era un televisor de sobremesa. Si querías cambiar de canal tenías que ponerte de pie, acercarte al televisor y girar la perilla con la mano. El control remoto llegaría varios años después. Este televisor me lo consiguió nuestro buen amigo Armando Samaniego, agente vendedor estrella de Phillips.

Televisor Tatung

Entonces todos los televisores eran voluminosos porque usaban tubos de rayos catódicos. Ahora todo es digital y ultra delgado.

Todas nuestras hijas estaban premunidas del afán por la tecnología y nos coludíamos para enterarnos y comprar la mejor opción en computadoras personales, entonces muy pequeñas y de muy poca capacidad que teníamos que conectar al televisor para poder  jugar o desarrollar programas en el lenguaje más simple, el Basic. Mis tres hijas se diplomaron como Programadores en Computación, en Commodore 64.

Commodore 64

Nuestra primera computadora fue Sinclair ZX81, B/N y apenas 4 KB, sin sonido. Luego compramos la computadora Laser con color y sonido. Tenía 8 KB pero te lo entregaban con una expansión a 16 KB. Se le podía conectar grabadora de casete y grabadora de disquete de 5 ¼. Siempre conectados al televisor. Luego le tocó el turno al videojuego Atari, que marcó toda una época en la vida de mis hijas. Las mellizas lo llevaban a Iquitos donde tenían un club particular con los “peluqueros”, hijos de Estela, amiga y colega de su mamá, , quienes vivían a la vuelta en la peluquería del abuelo. Ellos tenían una colección de cartuchos de juegos y juntos se divertían a más no poder. Llevábamos el Atari con la factura de “comprado en Lima” para que podamos regresarlo.

Computadoras «personales»

Compramos nuestro carro SW Datsun en 4 millones de intis. Una maravilla de auto con el que recorrimos todo el Perú.

Compramos un Centro de Cómputo PowerMac, computadora Apple, escáner e impresora a color en 10,000 dólares, pues, nuestra hija Claudia estudiaba Diseño gráfico en la Pontificia Universidad Católica y allí les enseñaban en computadoras MacIntosh.

En 1975 compramos un departamento en la Plaza Manco Cápac en La Victoria, el mismo que vendimos para pasarnos en 1986 a nuestra casa actual en Pueblo Libre.

Estudié ensamblaje de computadoras en el Instituto Nacional de Computación, en Miraflores, para poder ensamblar mi propia computadora PC.

Las computadoras de nuestrotiempo

Hemos visto discurrir el desarrollo de las PCs desde la 80286, 80386, 80486, luego la Pentium, vendrían después los procesadores Intel core i3, core i5, core i7, etc. Cada vez más potentes y más durables.

Vivimos también el desarrollo de la telefonía, ahora tenemos teléfono inalámbrico. Mi hija Luisa adquirió gratis un celular, como es odontóloga lo necesitaba. El problema era que tenía que firmar un contrato con la telefónica para pagar 20 dólares mensuales por 12 meses. A los dos meses le robaron el celular y tuve que pagar los 12 meses los 20 dólares.

Observamos igualmente el Transbordador espacial Challenger, que era un avión montado en un cohete que luego de su misión regresaba solo y podía aterrizar. Se lanzó por primera vez en 1983 y realizó 10 viajes. En el último viaje, el 28 de enero de 1986,  explotó a segundos de su lanzamiento. Llevaba a la maestra Christa McAuliffe. Una verdadera tragedia.

Vivimos el final del siglo XX y del primer milenio, y el inicio del siglo XXI y del segundo milenio.

Sí, estoy orgulloso de haber nacido  casi al final de la primera mitad del siglo XX y ya llevamos recorridos casi la cuarta parte del siglo XXI, en el segundo milenio.

 

60 DIARIO DE UNA PASIÓN

Pregunté a mi nieta Andrea Canaval de 16 años de edad si había visto la película Diario de una Pasión y ella me contestó con toda tranquilidad que sí.

Insistí, ya sabemos que tú bebes los aires por Ryan Gosling, pero ¿viste la película por la película? Aquí intervino su madre, mi hija Claudia Suárez.

  • Es su película favorita, la ha visto siete veces

Es la característica más notable de mi nieta. Cuando una película le gusta, la vuelve a ver incontables veces. Cuando hice que viera “Marcelino Pan y Vino”, aquella vieja película en pantalla plana y en blanco y negro, con Pablito Calvo, llorando me pedía en su lengua infantil

  • Pónele otra vez, abuelo

Y así, una y otra vez y lloraba cada vez que le ponía, porque es una película que te enternece y te llega al corazón, más si eres una persona sensible, y Andreíta es y ha sido siempre muy sensible.

Por eso le pregunté si había visto Diario de una Pasión, una película que te enternece y te llega directamente al corazón y, de hecho, me emocionó porque me llegó hasta el alma.

La película trata del amor de dos jóvenes y las dificultades que tienen que superar para cumplir sus sueños, y ella escribe un diario todo el tiempo. Luego de formar una familia, en los años finales,  ella se enferma de Alzheimer pero él permanece a su lado todo el tiempo que puede.

La película está basada en el libro homónimo de Nicholas Spark, y la película puede que la encuentren con el nombre original de “The Notebook” o “El diario de Noah”.

El Diario de una Pasión

Como bien saben, mi amada esposa sufre del terrible Mal de Alzheiner, al igual que Allie Hamilton, y al igual que Noah Calhoun estoy a su lado tratando de hacer su vida más fácil y llevadera. No es fácil, nunca es fácil, más si se sufre de la columna como yo. Pero estoy ahí, al pie de ella, felizmente vive con nosotros y la podemos cuidar junto con nuestras hijas, nuestros yernos y nuestras nietas.

Cuando vayan al cine a ver esta película se darán cuenta que el Alzheimer te puede dar cuando menos lo pienses y nadie puede luchar contra este mal. Una vez que te da, no te das cuenta que te dio porque ya perdiste, el conocimiento, la memoria y la razón, en ese orden. Para enterarse mejor pueden leer mi libro digital “Nuestro Amor”, el cual puede resultarles de mucha ayuda.

Y es que Ryan  Gosling y Rachel McAdams nos hacen fácil, mucho más fácil, creer que el amor sí puede en verdad obrar milagros. Y aquí estoy, al pie del cañón, esperando nuestro milagro con el amor de Dios.

 

55 JAIME VÁZQUEZ IZQUIERDO

Jaime Vásquez Izquierdo fue un amigo a quien admiré desde que era adolescente cuando ingresé a estudiar el Primero de Secundaria en la Gran Unidad Escolar “Mariscal Oscar R. Benavides” de Iquitos y él estaba por terminar la Secundaria.

Estaba yo practicando el clarinete para tocar en la Banda de Músicos bajo la enseñanza del gran maestro Beny Soto, Profesor de música y Director de la Banda, y él ensayaba “Granada” de Agustín Lara con el mismo Profesor. Nunca antes había visto cantar en vivo a un tenor.

Ambos ejecutábamos nuestro arte en el Salón de Actos de la Municipalidad  en el Programa “La Hora de la Gran Unidad Escolar” que se propalaba por Radio Nacional que, justamente, tenía allí sus instalaciones. El programa se realizaba los jueves a las 8 de la noche.

Jaime Vázquez Izquierdo

Nos encontramos nuevamente en la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP) de Iquitos cuando estábamos en Estudios Generales. Nuestro Profesor de Educación Cívica en la Universidad era el mismo que nos enseñó en el Colegio este mismo curso y era también su jefe en la Dirección de Trabajo donde laboraba Jaime.

Siempre amable y conversador, sin embargo jamás me imaginé que era ya un poeta y escritor consumado. Jamás lo dejó traslucir. Era más bien dado a contar bromas.

En cierta oportunidad recibimos sendas cartas algunos de los estudiantes, entre los que también estaba Teddy Bendayán, invitándonos, por nuestras características particulares, a fundar el “Club de los Excéntricos”.

No llegábamos a 6 los “miembros” del club, pero no duró mucho tampoco: Nos hizo llegar Citaciones para la Asamblea General que no se realizó porque él no llegó. Al día siguiente apareció un papel en el lugar de la Asamblea que decía:

Citación

Bueno, al final de cuentas  él fue el verdadero excéntrico mientras que nosotros apenas llegábamos a principiantes.

He sabido del elevado honor que le cupo al ser Docente Universitario y Poeta y Escritor reconocido a nivel Nacional e Internacional.

También me he enterado que fue uno de los fundadores del Grupo Cultural Bubinzana, que me fue siempre esquivo y nunca pude conocer mucho de este grupo. Cuantas veces le pregunté al Profesor Humberto Morey Alejo sobre cómo podría unirme a este Grupo, me contestaba con evasivas y cambiaba el tema. Ambos éramos Profesores en la Escuela Regional de Bellas Artes de Iquitos.

Supe del fallecimientode Jaime  cuando empecé a buscar a mis compañeros del Colegio y de la Universidad, por Internet. Encontré a algunos, a algunos otros demasiado tarde.

Su hondo legado ha dado pie a hermosas elegías que sus amigos le han dedicado en páginas imborrables que resaltan siempre su don de gentes. Lamento no haberlo buscado antes pero me alegra haberlo conocido y haber compartido con él momentos entrañables de amistad.

Sobre su cualidad de tenor el único que hizo mención fue Josef Nájar en el Post

Jaime Vásquez Izquierdo, el último sefardí de Iquitos

En más de una oportunidad sucedía que los visitantes esporádicos, invitados a los kabalat Shabat, quedaban más sorprendidos por la voz del cantor que por la misma ceremonia. Jaime siempre tuvo cualidades de tenor;”

Tu afecto y tu sinceridad, querido Jaime, siempre calaron hondo en mi ser y te recordaremos como el gran y carismático amigo que supo llegar a todos nosotros.

Ha sido un gran honor haberte conocido y haber sido tu amigo.