114 EL CINE

Cuando éramos chicos, en Iquitos, la diversión más importante era el cine. Todo un mundo de acción e ilusión. Todos los domingos acudíamos los chicos del barrio al cine Alhambra que estaba ubicado en la Plaza de Armas y que en el año de 1956 se incendió.

Había además otros cines como el Excélsior en la calle Arica, el Bolognesi en la Plaza 28 de Julio y el Belén en la calle 9 de diciembre, pero estas salas solamente tenían Platea y Balcón, más caros. El cine Alhambra tenía Platea, Palco, Balcón y Galería. Era más cómodo. Cuando no teníamos los 70 centavos para entrar a Galería, íbamos al cine El Baratillo, en la Sociedad Amazonense de Beneficencia en la Av. Grau. Costaba solamente 50 centavos la entrada general pero al terminar cada rollo encendían la luz mientras rebobinaban la cinta y colocaban el siguiente rollo, y los asientos eran sillas comunes.

Pero no nos quedábamos sin nuestra función de cine. Era como una obligación ir al cine sin importar lo que daban.

En el cine Alhambra todos los domingos en matiné pasaban tres capítulos de una serial, pero antes daban una cowboy. Una película completa de este género. Las seriales tenían 12 a 15 capítulos y al terminar los capítulos entonces daban la Serial Completa, ya sin la cowboyada sino solamente unos cortos animados. Las seriales que más recuerdo son Superman, El Capitán Marvel, Las Aventuras de Fu Man Chu, Dick Tracy, Flash Gordon, Invasión a Mongo, El Hombre Cohete. Al final de cada capítulo había una situación de peligro para el joven o la chica y se denominaba “la emoción”. Una pregunta obligada de quienes no habían asistido era “¿En qué quedó la emoción?”.

Un aspecto que recuerdo es que no nos gustaban los “recuerdos”: cuando empieza la película y el joven se pone a “recordar” todo lo que había ocurrido. Una vez pregunté a un amigo si había ido al cine a ver esa película. Me dijo que sí. ¿Y qué tal es? Su respuesta lo dijo todo – “Pensamiento es”  – Es decir, no vale.

Mis padres acudían al cine en función de noche a ver grandes dramas con artistas famosos. La mayoría de ellas era cine para adultos.

Entonces una película era considerada como una manera de repasar la historia universal porque generalmente se basaban en la historia del tema. Luego mutaron al surrealismo y a las falsificaciones de la historia que nos dejaban desconcertados, tal como ocurre con Troya con Brad Pitt. Han trastornado por completo la Ilíada.

Cuando era adolescente, como era músico profesional, las tardes que tenía libres iba al cine donde tuve oportunidad de ver películas extraordinarias.

Cuando estuve en la Universidad acudía muchas veces a ver lo que di en llamar “cine de evasión”, películas intrascendentes que no te hacen pensar ni requieren concentración mental en el tema, solamente te divierten con sus tonterías y era solo para relajarme. Tal era el cine llamado “mexicanada”. Puros mamarrachos.

Atrás quedaron los dramas que me contaba mi mamá con Arturo de Córdova, Pedro Armendáriz, Carlos López Moctezuma, Carlos Gardel, Hugo del Carril, etc.

Mis compañeros de la Universidad se burlaban porque iba a ver mexicanadas, pero no tenían ningún empacho para ir a ver a Luis Sandrini o Palito Ortega. A esos mamarrachos yo podría tildarlos de “argentinadas”.

Pero no se crea que solo a los mexicanos y argentinos les ocurría esto. También los gringos y los europeos, sobre todo, italianos, les pasaba esto: hacían mamarrachos. Si salía un Mister Universo, un fortachón o un campeón olímpico de natación, inmediatamente los gringos lo hacían Superman, Hércules o Tarzán. Los italianos inventaron un nuevo fortachón: Maciste (se pronuncia Machiste). A todo fortachón en Iquitos le decían Maciste, hasta que apareció Conan el Bárbaro; entonces le decían Conan pero no a los fortachones sino más bien a los flaquitos: Conan… “Con Hambre”.

Vi muchas películas de orden superior que quedaron grabadas en mi memoria por el gran impacto que produjeron en mí, pero también muchas que son para el olvido. La más extraordinaria fue “20,000 leguas de Viaje Submarino”. Fui a verla 10 días seguidos pese a que duraba más de dos horas.

El Cine Colón – Sala de Estreno referente en La Capital

Pero, a pesar de ser el cine la diversión por antonomasia, hubo una época en que de repente dejó de serlo y la mayoría de Salas de Cine quebraron y fueron cerradas. Se impuso entonces el VHS (Video Home System o Sistema de Video Casero) y en todas partes comenzaron a proliferar tiendas de alquiler de películas en VHS. Fue toda una década.

Luego los cines se reinventaron a finales del siglo XX y se crearon las Salas Multicines, en donde en un solo lugar puedes escoger cual película ver de entre 10 posibilidades. También puedes ver películas en 3D con unos anteojos especiales.

              Sala Multicines UVK                        Película en 3D

La verdad, luego de haber sido tan cinemero, en los últimos tiempos ya no asisto a las salas de cine. Mi hija Claudia me llevó a ver “Arthur y los Minimoys” con Andrea, mi hija Luisa, ferviente católica, me llevó a ver “La Pasión de Cristo” de Mel Gibson y mi hija Charito me llevó a ver “Troya” con Brad Pitt, “calato”, agrega ella.

He preparado una lista de las mejores películas que me impactaron, no importando si fueron premiadas o no.

Cabe anotar que “Lo que el viento se llevó” es una película de la que sabíamos todo. Sobre ella, había bastante información en todos los medios, principalmente revistas y libros, pero nunca la habíamos visto a pesar de que se estrenó en el Perú en 1940, hasta que en 1989 se lanzó el reestreno en formato 70 y copia nueva en el cine Planet de Miraflores. Asistimos toda la familia pues teníamos mucho interés porque ya habíamos leído y releído el libro de Margaret Mitchell en dos tomos, de la colección Best Sellers de la Editorial Oveja Negra.

Mi hija Luisa lloraba al leer el libro porque siempre ha sido muy sentimental y lloró, por supuesto, con la película. Conocía a todos los personajes, fueran o no importantes.

Cuando vean el título de una película en mi lista fíjense bien en el año en el que se realizó, el Director y los actores. Algunas versiones son francamente deleznables.

 

113 EL BESO

El beso es el acto de presionar los labios contra la piel de otra persona, la frente, la cara o sus labios, como una expresión social de afecto, de saludo, de respeto o de amor. El beso tiene una función social humana determinante en el proceso del cortejo.

Cuando tiene una función de respeto se le denomina ósculo.

Siempre he considerado el beso como un acto que se debe realizar en privado cuando se trata de una manera de expresar amor hacia la pareja, por ello nunca nos hemos besado delante de nuestras hijas, salvo al despedirnos o encontrarnos en el Aeropuerto, luego de un viaje, por la alegría de volver a vernos, como una manera afectuosa de saludo o despedida.

Cuando éramos jóvenes, las personas nos saludábamos y nos despedíamos con un apretón de manos. Hoy en día la costumbre es saludarnos con un besito.

Hay, pues, una marcada diferencia entre un beso de saludo y un beso de amor, el cual siempre he postulado que debe ser de todas maneras en privado.

En cierta oportunidad en mi mocedad, paseando en Lima con una joven, por el parque, veía parejas de jóvenes besándose en público, cosa que evidentemente yo desaprobaba.

Pregunté a mi acompañante ¿por qué esa muchacha le jala al enamorado y hace que la bese en plena plaza pública? ¿No tienen recato? La joven me dio una cátedra sobre las relaciones interpersonales

  • La chica puede pensar que su enamorado quizás tiene algún otro tipo de enredo con otra chica. De ser así no la besará para que no los vea la otra. Entonces ella tomará “las de villadiego”. Una manera tal vez poco ortodoxa pero muy efectiva de averiguar si ella es la elegida o no.

Pienso que la mejor manera de averiguarlo es ser visitada en su casa y presentarlo a sus padres. De no aceptar visitarla en su casa será un claro indicio de que no desea formalizar su relación y puede así tomar una decisión, sin necesidad de andar dando espectáculos en público.

Cuando era chico, allá en Iquitos, estuvo de moda una canción que sonaba en la radio todo el día: “El beso en España” allí unos versos dicen

“Le puede dar usted un beso en la mano
O puede darle un beso de hermano
Así la besara cuanto quiera
Pero un beso de amor
No se lo da a cualquiera” Olé

«El Beso» de Auguste Rodin

 

111 IMPAJARITABLE

El DRAE lo considera como adjetivo con el significado de inevitable, forzoso (obligado) y como adverbio con el significado de Sin excepción.

Pese a que es una palabra de muy antigua data casi nadie sabe lo que significa, excepto los alumnos de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP) que fuimos alumnos del Ingº José Reátegui Cárdenas, catedrático de Química General e Inorgánica, luego Decano de la Facultad de Ingeniería Química, quien lo usaba continuamente con el significado de lo que no cambia nunca, que permanece inalterable, que va más de acuerdo con su uso.

A través del tiempo, sus alumnos, lo seguimos utilizando con ese mismo significado y nuestros oyentes acaban entendiéndonos.

El mismo don Ricardo Palma en la Tradición “Cosas tiene el rey cristiano que parecen de pagano”, correspondiente al Tomo VI, nos cuenta

            “Como Abascal era título de Castilla de muy reciente data, los nobles de antiguo cuño y de abolengo impajaritable, se rebelaron contra la medida, calificándola de despótica y atentatoria a la limpieza de los pergaminos, tanto más, cuanto que del sumario no resultaba nada en claro contra el de la Vega del Ren”.

Muchas veces se considera como una ley impajaritable lo que está pasando porque jamás antes había ocurrido aunque muchas veces la tal ley marra:

NUNCA UN CAMPEÓN MUNDIAL RECUPERÓ SU CORONA

Floyd Patterson en 1956 ganó el Título de Campeón Mundial de Box de Pesos Completos y fue el Campeón más joven de la historia, pero en 1959 perdió la corona. El sueco Ingemar Johansson le ganó.

En 1960 se produjo la revancha: Patterson quería recuperar la corona. Paco Bardales, condiscípulo nuestro, entró al salón diciendo con voz potente: “Nunca un Campeón Mundial ha recuperado su corona. Jamás en la historia”. Pero Patterson recuperó la corona.

Paco tenía hermanas mayores, casadas, una con un empresario, otra con un militar y otra más con un norteamericano, de manera que es posible que en sus tertulias se haya conversado sobre este tema, pues Paco era el único que sabía este hecho. Pero su predicción falló.

NUNCA SEGUNDAS PARTES FUERON BUENAS

Cuando era niño o adolescente también escuché decir y leí en alguna reseña cinematográfica: “Nunca segundas partes han tenido éxito”. Se referían a que algunas películas exitosas podían ser consideradas para realizar la segunda parte, aprovechando el éxito extremado de la película. Pero en mi manera de ver, la película se basaba en una obra literaria de gran valor y por ello su éxito, pero la segunda parte era obra de guionistas, es decir, personas ajenas al sentir y capacidad de creación del autor. Y por ello la frase impajaritable que negaba éxito a segundas partes. Pero los Estudios se pusieron las pilas y ahora vemos que le hacen segunda, tercera, cuarta, quinta y más partes a un tema de éxito. Y se da el caso de que, en algunos casos, la segunda parte resultó mejor que la primera.

Pero, sabemos que esta es una frase de muy antiguo cuño, de antes que siquiera se hubiera “soñado” el cine.

En el capítulo IV de la Segunda parte de ‘El Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha’, pone Miguel de Cervantes en boca del bachiller Sansón Carrasco, a modo de auto parodia,  el siguiente texto:

“Nunca segundas partes fueron buenas”

Referidas a si el autor prometía sacar una segunda parte de su obra máxima.

De hecho, don Miguel de Cervantes sacó una Segunda parte de su Quijote porque un vivo sacó una Segunda parte apócrifa, y en este segundo tomo el autor se ocupó en matar a Don Quijote para que a nadie más se le ocurra sacar otra continuación de su obra.

En la actualidad se ha extrapolado esta frase al cine y dicen que también al amor, donde se indica que un romance terminado no es buena idea reiniciarlo.

Espero con esto haber dado luces sobre el significado de esta palabra Impajaritable y la importancia de su uso, que las palabras y las lenguas mueren cuando no se usan.

 

108 LA ÉTICA

La ética es una rama de la filosofía que se dedica a analizar la conducta humana y paralelamente, estudiar la moral y encontrar una manera de juzgar a la misma. El término ética tiene su origen en el griego, proviene del vocablo ethikos que significa carácter.

La ética puede ser definida como una ciencia del comportamiento moral pues, mediante un exhaustivo análisis de la sociedad se determina como es que deberían (hipotéticamente hablando) actuar todos los miembros pertenecientes a ella.

Cabe resaltar, que la ética no es coactiva ya que, al no imponerse sanciones legales en el  individuo (claro está, no existen las leyes éticas) se promueve una autorregulación a través de normas colectivamente establecidas para todos.

Fuente:

«Ética». Autor: María Estela Raffino. Para: Concepto.de.

Disponible en: https://concepto.de/etica/.

LA ÉTICA PROFESIONAL

La ética profesional o deontología profesional, término introducido por Jeremy Bentham en su Deontology or the Science of Morality, Deontología o ciencia de la moralidad, 1834) es la rama de la ética aplicada cuyo propósito es establecer los deberes de quienes ejercen una profesión.

La ética o deontología no impone sanciones legales o normativas. Sin embargo, la ética profesional puede estar, en cierta forma, en los códigos legales que regulan una actividad profesional. La deontología también forma parte de lo que se conoce como ética normativa y presenta una serie de principios y reglas de cumplimiento obligatorio.

Fuente:

“Definición de ética”. Autor: Julián Pérez Porto. 2008.

En resumidas cuentas, la ética tiene que ver con el comportamiento de todas las personas en la sociedad, profesionales o no. La ética profesional es la que compete a los actos de la persona que pertenece a un colegio profesional Todos los Colegios Profesionales tienen su propio Código de Ética y todos los miembros colegiados tienen que cumplir obligatoriamente, de lo contrario podrán ser separados de él.

Cuando trabajaba en La Oroya para la Cerro de Pasco Corporation, jamás escuché a ningún obrero o empleado no profesional mencionar sobre si tal o cual Ingeniero no tiene Ética Profesional. No formaba parte de su lenguaje o de sus preocupaciones.

De hecho, tienen su propia manera de sancionar. Me contaron, entonces, que hubo un Ingeniero abusivo de quien se vengaron. Pusieron herramientas en la maletera de su auto y cuando estaba saliendo llamaron por teléfono interno a Plant Protection en la Caseta de Control del Portón. En todas las empresas norteamericanas Plant Protection es la policía inapelable al interior de la Planta. Le ordenaron abrir la maletera de su auto y se encontró las herramientas “robadas”. Despidieron al Ingeniero.

Pero en la Cervecería Backus era común que los obreros dijeran fácilmente de tal o cual Ingeniero “no tiene ética profesional”. El personal de Backus tienen hijos en la Universidad o ya profesionales y esta palabrita forma parte de su léxico, aunque, me parece, no saben lo que significa ni lo que implica: que también ellos tienen la obligación moral de comportarse bien.

Toda vez que te descuidabas y dejabas algún objeto en un lugar de la Planta, desaparecía y no lo volvías a encontrar. Cualquier objeto.

En la Planta del Rímac los trabajadores eran antiguos y sin mucha instrucción y los robos eran banales. Pero en la Planta de Ate, la planta nueva, la más moderna de Latinoamérica, se contrató a personal calificado, mínimo 5º de Media, preferible institutos técnicos. Y los objetos que se perdían eran muy valiosos, porque sabían su valor.

Pero cuando se “perdió” una válvula de muy altísimo valor, hicieron la denuncia y comenzaron a revisar los casilleros. Al día siguiente ocurrió el “vómito negro”. Todos los objetos “perdidos” aparecieron en el piso.

Cuando estuve en Primero de Secundaria, los profesores nos explicaban la diferencia entre deber y obligación: obligación es lo que manda la ley y deber es lo tienes que hacer por educación.

A mi modo de ver, muchos profesionales al colegiarse reciben el Código de Ética de su Colegio Profesional, pero no comprenden los términos del mismo y usan la palabra ética como justificación de una decisión que deben tomar, y la toman de manera errada.

En el comedor de la Cervecería Backus, donde trabaje 25 años, escuché a un joven Ingeniero Mecánico manifestar a sus compañeros de mesa que va a renunciar.

  • Por ética debo renunciar

Este joven no formaba parte de mis conocidos o amigos  en la fábrica del Rímac. Nunca nos encontramos en un punto de trabajo ni habíamos conversado jamás. No pude entonces decirle cuan equivocado estaba.

Acorde con los nuevos tiempos laborales, la cervecería estaba cambiando los turnos de trabajo. Se terminaron los sobretiempos. El Sindicato de Empleados, los ingenieros no somos sindicalizados, pero sus acuerdos involucran a todos los empleados, acordó con la empresa cumplir jornadas de 48 horas semanales en vez de las 45 horas que tuvimos siempre, con un descanso de 1 día y medio, sábado por la tarde y domingo. Ahora se asignaba a los profesionales un día de la semana como día libre y, por tanto, debían trabajar sábados y domingos, como días normales de trabajo. Es, entonces, un sistema de trabajo perfectamente normal.

Al llegar al Laboratorio de Embotellamiento me encontré con otra situación similar. El joven Ingeniero Rozas me informó que le han destacado a la Planta de Ate, la Planta cervecera más grande y más moderna de Sudamérica, como Supervisor Producción, y, eso, él lo consideraba como que le bajaban de categoría: De Jefe de Guardia de Control de Calidad a Supervisor de Producción

  • Ingeniero Suárez, por ética debo renunciar.

Rozas había sido entrenado por mí y era un buen profesional, pero no tenía ni la más mínima idea de lo que es la ética.

  • Te voy a contar una historia – le dije – He trabajado en Cerro de Pasco Corporation en La Oroya, una empresa norteamericana en un lugar perdido en la Sierra Central de nuestro País. Nuestro cargo era “Supervisor de Producción”. La intención de los “gringos” era reemplazar a todos los empleados no profesionales en los puestos de Supervisor de Producción por Ingenieros. Y lo hicimos bien.
  • Ahora Backus está tomando, 25 años después, el mismo camino de los gringos. Reemplazar a todos los Supervisores no profesionales por Ingenieros. Por eso te envían a la Planta de Ate como Supervisor de Producción, para mejorar la calidad del trabajo en su conjunto. Por otra parte, con las nuevas Normas de ISO 9001, “cada quien es responsable de lo que hace”, el Departamento de Control de Calidad va a desaparecer. Producción va a tener que realizar su propio Control de Calidad de lo que hace y tú, felizmente, estás bien entrenado en ese campo y les serás de mucha utilidad en tu nuevo puesto. Me hizo caso.

En una visita que hice a la Planta Nueva me dijo que se encontraba contento con su trabajo y muy agradecido por los consejos que oportunamente le di.

Trabajo en la cervecería

 

104 LOS SANTOS

Los santos son hombres o mujeres destacados en las tradiciones religiosas por sus atribuidas relaciones especiales con Dios o por una particular elevación ética. Son el modelo operativo estándar para los seres humanos.

Fuente

Wikipedia la enciclopedia libre

En realidad, una persona que pertenece a una comunidad religiosa debe mantenerse o, por lo menos, tratar de mantenerse en Estado de Gracia espiritual.

Uno pensaría que las personas que se encuentran en un trance de santidad deberían por lo menos ser honrados. Pero la realidad algunas veces nos golpea en la cara y nos sentimos anonadados.

En mi primer “Encuentro” del EPCA, Encuentro de Promoción Cristiana de Adultos de nuestra Parroquia nos entregaron un librito Guía del Cristiano Católico, donde estaba toda la programación ordenada para cada día de las oraciones y los alimentos. Lo apreciaba mucho porque durante el retiro pedí a todos los integrantes de mi Decuria que escriban su nombre en la página destinada para ello, y así tendría un recuerdo de puño y letra guardado para siempre.

Luego del Encuentro teníamos nuestra reunión semanal de la Comunidad los días miércoles a las 8:00 pm en un salón del Colegio Agustiniano. Todos teníamos que asistir con la Guía en la mano. Un día lo dejé olvidado en la carpeta, pero no me inquieté. Me dije a mi mismo que es un Colegio Católico donde lo mínimo que deben enseñar a sus alumnos es a decir la verdad, no tomar lo que no es suyo y devolver lo que encuentren en las carpetas, habida cuenta de que todos sabían que otro grupo de personas ocupábamos las aulas. Pero nunca más volví a ver mi cartilla tan apreciada por su valor intrínseco.

La verdad es que todas las personas tenemos la obligación moral de portarnos bien con las demás personas y con las cosas de los demás: Decir siempre la verdad, no tomar las cosas ajenas, respetar siempre a nuestros mayores y nunca rechazar a los migrantes ni a los desvalidos.

En mi Segundo Encuentro, en el que nosotros dábamos el retiro y en un grupo en el que todos éramos veteranos  y en Estado de Gracia obligatorio. Me robaron mi carrete nuevo de hilo dental.

El hilo dental Johnson cuesta 8 soles. El primero lo puse en el botiquín del baño de mi casa y cuando no lo encontré mi esposa me dijo que era una cajita de plástico vacío y lo botó a la basura. El segundo lo puse sobre mi velador pero la señora que viene a limpiar me dijo que creía que no valía y lo botó. El tercero lo puse directamente en mi maletín para ir al Encuentro.

En el primer día lo llevé al baño para limpiarme los dientes y regresé a mi habitación dejando el hilo dental en el baño. Me di cuenta y corrí al baño pero todas las personas, santas, dijeron no haberlo visto o cogido. Qué triste.

Mi hija Charito hizo su Confirmación en nuestra Parroquia Santa María Magdalena y luego del cual se enroló en la Comunidad Luz y Vida como Catequista. Un domingo cuando salían de su Catequesis, en la aglomeración que se forma, le robaron su celular del interior de su cartera.

Una vez, cuando yo trabajaba en le Cervecería Backus le conseguí 4 cajas de Guaraná gratis como colaboración para su Comunidad. Las llevé en mi camioneta y vi con pena que ningún varón de su grupo se acomidió a ayudarla a ingresar las pesadas cajas. Charito las tuvo que ingresar ella sola.

Cuando mi hermana menor Mónica iba a ser trasplantada necesitábamos donadores de sangre. Charito, me dijo, confiada, que en su comunidad hay bastantes hombres y no sería problema conseguir la sangre. Nadie aceptó sacrificarse. Qué tales hombres, y santos además.

Mi hija Charito, cuando volvió de su viaje a Estados Unidos, le regaló a mi nieta Andrea Canaval un frasquito decorativo de gel desinfectante que aquí costaba 6 dólares pero en USA los compras a un dólar. Andrea lo tenía colgado en el exterior de su mochila cuando iba a su Colegio San José de Cluny, Colegio religioso. En un descuido en el patio se lo robaron. Charito le regaló otro y éste lo guardó dentro de su mochila. Apenas se descuidó en el patio se lo robaron del interior de su mochila.

Supimos que en un convento en Chosica una monja joven y muy apreciada por sus dotes cristianas fue envenenada por su compañera porque le daba envidia que fuera tan querida.

Hasta en el Vaticano se tejieron historias acerca de la sospechosa muerte del papa Juan Pablo I, apenas 33 días de pontificado.

Cuando ocurren estas cosas recuerdo los versos de una Tradición de don Ricardo Palma

“Cosas tiene el rey cristiano

que parecen de pagano”

Quizás no deberíamos perder de vista la Biblia «Al que se le ha dado mucho, se le exigirá mucho; y cuanto más se le haya confiado, tanto más se le pedirá cuentas.» Lucas 12, 48

Los santos

 

102 LA FELICIDAD

Mi amigo Carlos Vildoso solía decirnos que “algunos creen que la felicidad es como un nirvana, que una vez que llegas ahí ya estás feliz para siempre. Pero eso no es verdad, la felicidad nunca es un estado permanente”.

Carlos Vildoso es Psicólogo de Profesión y docente universitario, y era el Supervisor Zonal del Programa de Cooperación Popular Universitaria, y gracias a él pude participar en este programa en 1966 en la ciudad de Mushoc, al pie del Huascarán, como jefe del Grupo Polivalente.

En mi opinión la felicidad consiste en la búsqueda constante de esos momentos que nos hacen sentir que todo nos ha sonreído y estamos listos para emprender una nueva búsqueda.

El nirvana que mencionó Carlos se refiere a filosofías y religiones orientales. En el mundo occidental los conceptos de felicidad son diferentes y hay diversidad de criterios. Y hasta la religión cristiana tiene una opinión cuando funda la base de la felicidad en el ser, no en el tener: «Felices los que tienen alma de pobres, porque de ellos será el Reino de los cielos» Mateo 5, 3.

Y hasta William Shakespeare tiene una opinión clara sobre este asunto cuando le hace decir a Hamlet “To be or not to be, that is the question”. Y es cierto, si no eres no puedes estar y menos tener.

La felicidad, como es un estado emocional y autopercibido, es un estado subjetivo que, sin embargo, puede analizarse mediante procedimientos objetivos. Algunas disciplinas lo han estudiado complementando sus criterios: La Filosofía nos habla de su concepto y realidad, la Psicología trata de establecer los factores interiores que la persona puede controlar para alcanzar ese especial estado de ánimo, la Sociología nos ayuda a determinar qué factores sociales marcan los objetivos que el sujeto se ha fijado como meta para alcanzar estados de felicidad, y la Antropología nos enseña cómo distintas culturas han creado reglas distintas para alcanzar este estado en particular.

Entre los filósofos griegos había diversidad de criterios acerca de la felicidad: para Aristóteles, ser feliz es ser humano en el más completo sentido de la palabra, mientras Epicuro se pregunta qué es lo que mueve al ser humano a obrar porque la felicidad estará en conseguirlo, y esa meta es el placer.

Algunos Psicólogos piensan que la felicidad está en autoconseguirlo sin tomar en cuenta a lo demás. Esto me parece un error.

La imagen de la felicidad

Si estás casado tu felicidad vendrá de ambos. Tú le harás feliz y ella te hará feliz. No puedes ni siquiera pensar que puedes ser feliz sin considerarlo a esa otra persona: Al casarte lo aceptaste como parte de ti y juntos son uno sólo así tengan distintos criterios sobre las cosas y, lo más probable, es que esos distintos criterios los hayan unido para llegar al matrimonio y sin darse cuenta han llegado a uniformizarlos acomodándose el uno a la otra. Y esto es definitivamente la Felicidad.

El amor y la felicidad no se publican

Que tengan un bendecido y feliz día.

La felicidad No se publica

La felicidad