13 UNA TRAGEDIA

            Existen tareas en una fábrica que solamente puede realizarlas personal autorizado, ampliamente capacitado y bien entrenado.

            Cada cierto período de tiempo se debe hacer mantenimiento a puntos estratégicos. Uno de estos lugares es la Subestación eléctrica de 10,000 voltios, ubicada en el interior de la fábrica.

            Solamente pueden realizarlo los Supervisores de Electricidad, Ingenieros o Tecnólogos que han sido preparados para esta operación. Ellos tienen categoría de Empleados. Los obreros electricistas no pueden ingresar a esta área. Están prohibidos.

            En una oportunidad se programó el mantenimiento de la Subestación eléctrica de 10,000 voltios, participaban tres Supervisores, pero al llegar al lugar se dieron cuenta que no habían llevado la cadena. Al bajar la cuchilla que conecta la electricidad, ésta sigue cargada con corriente eléctrica de alto voltaje y debe ser descargada a tierra por medio de una cadena de acero.

            Enviaron a un obrero electricista al taller para que trajera la cadena para descargar el voltaje. El obrero se fue presuroso y al llegar entregó la cadena, mientras los Supervisores se alistaban para ingresar, se aprovechó de la distracción y el electricista entró a la Subestación y maravillado por lo que vio, nunca había entrado, tomó su “piloto” y quiso probar cómo era un voltaje tan alto. No tuvo tiempo de verlo, estando a un metro de distancia el elevado voltaje formó un arco voltaico con el piloto, se produjo una tremenda explosión y el electricista literalmente ardió vivo. Tuvieron que apagarlo con extinguidor de polvo químico seco.

            La explosión alcanzó a los Supervisores que estaban afuera y los derribó, uno que estaba en dirección de la puerta sufrió quemaduras en el rostro y brazo expuestos.

            Fue una tragedia terrible, algo que jamás había ocurrido ni volvió a ocurrir. Todos lamentaron el deceso del electricista y desde entonces extremaron las precauciones para que tal accidente jamás volviera a suceder.

            Es bueno atender las recomendaciones porque pueden salvar tu salud y, sobre todo tu vida. Y en una planta industrial es necesario estar siempre atento a todas las circunstancias.

ShocK eléctrico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.