336 LOS VIAJES DE PROMOCIÓN

            Todos los años anteriores, los alumnos de la Promoción del Quinto Año de Secundaria de la Gran Unidad Escolar Mariscal Oscar R. Benavides, de Iquitos, realizaban Viajes de Excursión a la ciudad de Lima, Cusco y Puno. Y a fin de año tenían el Baile de Promoción en el Club Internacional, el elegante Salón de fiestas que estaba de moda. Este local estaba situado en los altos de la casa Borges ubicada en la primera cuadra del jirón Lima (hoy Próspero).

            El testimonio fotográfico del viaje lo publicaba el profesor y Jefe del Departamento de Educación Física Ramiro Vázquez Ruiz, en una vitrina a propósito en el Departamento de Educación Física, habida cuenta que él viajaba todos los años como tutor. Toda nuestra vida en el colegio ansiábamos llegar a Quinto de Media en 1961 para realizar este viaje que nos permitiría conocer otros lugares del Perú, además de viajar en avión y otros medios de locomoción diferentes de las canoas y las lanchas de nuestra Amazonía.

            Era nuestro sueño totalmente realizable porque todas las promociones lo habían logrado antes y la nuestra no tenía que ser diferente.

            Pero no contábamos con la fatalidad: En 1960 un bus con toda una promoción de escolares se precipitó al abismo falleciendo todos los ocupantes. Una tragedia terrible que produjo un efecto desastroso sobre nosotros.

            El Presidente Manuel Prado Ugarteche promulgó un Decreto prohibiendo los viajes de Promoción Escolar y todas las actividades tendientes a recaudar fondos para este propósito. Un exceso por donde se le mire.

            Pese a que estábamos unidos con las alumnas del Colegio Sagrado Corazón de Jesús desde el Cuarto Año  de Secundaria, pues a partir de ese año fuimos divididos a elección, en Ciencias y Letras. Nosotros pertenecíamos a Cuarto Año de Ciencias y nos unimos al Cuarto año de Letras del Colegio de las Monjas. A pesar de este refuerzo muy poco pudimos lograr. Debíamos enmascarar el propósito para realizar alguna actividad económica. Con las justas nos alcanzó para viajar a Nauta, a un día y medio en lancha. No existía en ese tiempo la carretera Iquitos – Nauta.

            Y del baile de Promoción mejor no hablar. Ese año de 1961 se realizó la primera huelga general de los maestros en todo el Perú. No había clases. Cuando se reintegraron, habían logrado su propósito, solamente pudimos dar exámenes finales y a correr a sacar nuestros documentos para postular a las escuelas militares o las universidades en Lima. Nunca hubo clausura del año escolar, ni baile de promoción y ni siquiera promoción. No recuerdo haberme encontrado con nadie de la promoción 1961 de la GUE Mariscal Oscar R. Benavides. Fueron los sueños perdidos.

            Felizmente el año anterior nuestro antiguo vecino Ulises García Meléndez me invitó a su Baile de Promoción y pude bailar toda la noche con la Orquesta de Orlando Cetraro. A propósito, debo mencionar que el baile de Promoción era una fiesta elegante y debíamos asistir con terno y corbata.

            Mis hijas tuvieron mejor suerte y me encargué de que pudieran realizar su viaje de Promoción.

            Luisa y Claudia, quienes estudiaban en el CEGECOOP “San Norberto”, hicieron el periplo Lima –  Cusco – Arequipa –Tacna – Arica – Tacna – Lima, alojadas en buenos hoteles y viajes confortables. Durante la selección de la Agencia de Viajes en la reunión de padres de familia, un profesor insistía en que se incluya a Puno en esta excursión, pero un agente nos explicó que el tren de Cusco llega a Juliaca a las 11de la noche y el siguiente tren Juliaca – Puno sale a las 2 de la mañana. Serán tres horas de espera en la estación sin calefacción. No vale la pena exponer a los alumnos. Puno No va.

            Además, me explicó Luisa, los alumnos lo hicieron todo y no se les ocurrió pensar en el Baile de Promoción. Cuando se dieron cuenta, ya era tarde. No tuvieron baile.

            En el caso de Charito, del Colegio Canonesas de La Cruz, se produjo un hecho bochornoso durante la elección de la Agencia de Viajes. En la reunión de padres de familia, todos los agentes expusieron su plan y costo de la gira. Una vez decidido por votación la agencia ganadora, una madre de familia dijo que ella también tiene una agencia y quería exponer. Se le dijo que ya habíamos votado y decidido la agencia ganadora, que por qué no postuló con todas las demás agencias, pero otro padre de familia, probablemente su cómplice, la apoyó y pidió que la escucháramos: “también es madre de familia como nosotros y debemos apoyarla”. Ganaron ellos.

            El viaje Lima – Cusco – Lima, no fue de lo más auspicioso. Las alojaron en un hotel de tercera, el baño alejado de las habitaciones y mi hija regresó con hongos en los pies.

            Un viaje soñado lleno de alegría  transformado en un viaje patético por personas irresponsables y porque nos faltó carácter para hacernos respetar. Había sido una votación con todas las de la ley pero fallamos.

            Felizmente tuvieron su Baile de Promoción en el Country Club de Monterrico y ello nos animó y nos hizo sentir que habíamos cumplido.

            Nuestra nieta Andrea Canaval Suárez viajó con su Promoción del colegio San José de Cluny a la Riviera Maya y su Fiesta de Promoción fue en el Westin. Al parecer, la promoción se organizó desde el Primer Año de Secundaria. Felizmente mis hijas y mi nieta pudieron cumplir nuestro sueño y por eso no lo considero totalmente perdido.

¡Al mal tiempo buena cara!

Luisa y Claudia en el Cusco
Luisa y Claudia en el Cusco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.