307 TODOS SOMOS «INFLUENCERS»

            En la revista Somos Nº 1767 del 17 de octubre de 2020, Luciana Olivares, en su página Con la luz prendida, publicó el artículo «Todos somos ‘influencers’». La revista Somos se obsequia los días sábado con el diario El Comercio.

            Efectivamente todos podemos influenciar  en las demás personas, actitudes y comportamientos, y es por ello que en más de una ocasión he advertido que esta influencia debe ser siempre positiva, sobre todo, por la posición que tenemos en la sociedad.

            Luciana alabó la influencia positiva que narró en su artículo, pero yo me esfuerzo, más bien, en evitar desbarrar.

            El 03 de enero de 2019 publiqué un artículo titulado “Es mi muro y puedo poner lo que quiero”. Este artículo está contenido en el libro Cuentos de mi blog. En este artículo me dedico a rebatir esa frase muy utilizada por personas que, lamentablemente, son “influencers”.

            Todos quienes tenemos una posición en la sociedad, sea en el ámbito profesional, laboral, cultural, social o religioso, tenemos la obligación de comportarnos debidamente y, sobre todo, a expresarnos con propiedad habida cuenta que muchas personas nos observan y van a definir su actuación en base a lo que nos observan, a lo que nos ven hacer y decir.

            Si eres Ingeniero en una planta industrial o metalúrgica eres el modelo para los demás trabajadores y hasta para los Ingenieros más jóvenes.

            Si eres líder político debes necesariamente actuar de manera correcta, alejándote de  las coimas y arreglos por debajo de la mesa. Todo se sabe.

            Si eres “hermano” religioso tus expresiones tienen que guardar consistencia con el Evangelio, no es solamente cuestión de asistir a Misa y cargar las andas.

            Si eres maestro tienes que entender que eres el líder de opinión de los alumnos y de los padres de familia. Lo que hagas o digas van a ser reproducidas por ellos porque ven en ti el modelo que desean seguir.

            Varios sobrinos y amigos he retirado de mi muro de Facebook por su pertinacia a expresarse de modo coprolálico. También a un “hermano” de la Parroquia, Marco Antonio, quien aprovechaba que jugaba su equipo de fútbol favorito para soltar palabras soeces   en el Facebook, y ante mi reconvención respondió de modo lamentable “Es mi muro…

            Otro “hermano” de la Parroquia, Jean Carlos, le dio por mostrar odio a los migrantes venezolanos. Le pedí que no siguiera haciendo eso y también soltó “Es mi muro…

            A mi sobrina Karla le pedí que no pusiera palabras soeces en su muro porque si no tendría que borrarla. Me dijo igualmente que es su muro y que la borre nomás.

            Ella es Profesora y su posición en la sociedad es relievante. En los poblados pequeños el Profesor es una de las personas más influyentes y su opinión es aceptada como algo sagrado. En la ciudad también, no importa que tú no te des cuenta pero es así: Muchas personas “beben” tus palabras y tratan de imitarte en todo y esta es la razón para tener una actitud ante la vida totalmente coherente con el buen comportamiento. Eres docente, entonces eres líder de opinión y tienes muchos seguidores, no les des malos ejemplos porque quedas muy mal.

306 LAS CHARAPAS SON ARDIENTES

            El diccionario dice que una persona es ardiente cuando es apasionado y siente un fuerte deseo sensual.

            Charapa, según el mismo diccionario, es la denominación que se da a quienes son oriundos de la Selva Amazónica, o a todo lo que se relaciona con esta población.

            Específicamente se denomina charapa a los loretanos, de la misma manera que a los arequipeños se les dice characatos, o mochicas a los chiclayanos, churres a los piuranos, mazamorreros a los limeños y chalacos a los habitantes de El Callao.

            Estábamos en una reunión social y la esposa de un colega me seguía por todos lados y me decía “las charapas son ardientes”, “¿por qué las charapas son ardientes?”.

            Estaba bebida y yo trataba de esquivarme de su presencia, pero siempre me agarraba para decirme lo mismo.

            De haber estado sobria me habría gustado darle una explicación, pero no había caso, estaba bebida y ninguna explicación la podía calmar.

            Cuando estuve hospitalizado en el Hospital Rebagliati por un infarto que tuve en noviembre de 2013, ya estabilizado luego de la operación para instalarme un stent en la arteria coronaria, recibí la visita protocolar de cuatro chiquillas, estudiantes de la Escuela de Enfermeras.

            Me rodearon e hicieron preguntas sobre mi problema coronario y mi estado de salud. Ya saben, ¿siente algún dolor?, ¿siente alguna molestia?, ¿le están atendiendo bien?, ¿le vienen a ver sus familiares?, ¿de dónde es usted?

            Cuando dije que era de Iquitos, sus ojitos brillaron y sonrieron. Ya sabía lo que estaban pensando, de manera que les di una cátedra:

            Mucha gente, sin pensarlo bien, acostumbra decir “las charapas son ardientes”. Pero eso no es cierto.

            ¿No? – dijeron al unísono.

            No. Las charapas no son ardientes, les expliqué. El ardiente es el charapa. El varón loretano es sumamente ardiente, capaz de realizar prodigios indescriptibles. La mujer simplemente debe estar a la altura de las circunstancias. Por eso la mejor pareja para un loretano es una loretana. A propósito, estoy casado con una Profesora loretana.

            El problema se presenta  cuando algún varón viene de afuera y se encuentra con una dama loretana, ella le gana lejos. No por una oreja o una cabeza sino por varios cuerpos de ventaja. A ese varón que no alcanza a explicarse lo sucedido solamente se le ocurre decir “las charapas son ardientes”. Y así nace la leyenda.

            Pero ahora ya ustedes lo saben, los loretanos somos los ardientes.

305 PANDEMIA 2

VIDA ÚTIL

            Lo bueno es que se le suma un año más a la vida útil de los yines (jeans para los angloparlantes).

HISTORIA DE TERROR

            Una historia de terror en dos palabras: tengo fiebre.

NOTICIA DE ÚLTIMO MINUTO

            Retiran el gel desinfectante de la cárcel porque las internas se hacían ‘cubatas’.

Funcionarios de la prisión barcelonesa de Brians pillaron a reclusas emborrachándose con el hidrogel mezclado con refresco de cola

EL ENCIERRO

            El tipo publica en su cuenta: “Ya no aguanto el encierro” y había estado cinco años preso.

CUARENTENA

            Con mi mujer en la casa no es cuarentena, es prisión domiciliaria.

¿ES GRAVE?

            La gente me pregunta si el Covid-19 es tan grave como dicen. Yo les respondo que están cerrados los casinos, los cabarets y las cantinas; las sinagogas, los templos y las iglesias; cuando el cielo y el infierno se ponen de acuerdo es porque la cosa está bien brava.

INGENIO Y CREATIVIDAD

            Un estadounidense vio un murciélago, hizo a Batman; un europeo vio un murciélago, hizo a Drácula; un chino vio un murciélago, hizo una sopa.

EL HIPO

  • Doctor, tengo un hipo muy fuerte desde hace dos días.
  • No es hipo, es Covid-19.
  • ¡No!, eso es mentira.
  • Ja, pero se le quitó el hipo.

AMPLIARON LA CUARENTENA

            Acaban de extender la cuarentena hasta cuatro kilos más.

NO TRABAJO

            Estoy tanto tiempo en mi casa y sin trabajar que tengo miedo de volverme político.

NO SIRVO

            Antes no me dejaba salir mi ex y ahora no me deja salir el gobierno, ni para soltero sirvo.

AGENDA 2020

            Yo me pregunto: ¿qué hago con la agenda 2020 que me compré?

NOS LAVAMOS LA MANO

            Ahora que todo el mundo sabe lavarse las manos pasemos al siguiente paso: el sobaco.

TODOS LOS CAMINOS

            En mi casa todos los caminos conducen al refrigerador.

QUÉ VIRUS MÁS TERRIBLE

            Este virus es terrible, me está achicando toda mi ropa.

EJERCICIOS EN CASA

            Ayer empecé los ejercicios en casa, hoy falté porque todavía no me han dado los horarios.

Hidrogel

304 EL COMA

            “El coma es un estado profundo de inconsciencia. Una persona en coma está viva pero incapaz de moverse o responder a su entorno. El estado de coma se puede presentar como una complicación de una enfermedad subyacente o como resultado de lesiones, tales como traumatismo del cráneo”.

Fuente: MedlinePlus – Información de salud para usted.

            Ciertamente el coma puede también ocurrir por negligencia médica al aplicar medicación masiva.

            El caso más patético de coma producido por traumatismo del cráneo fue el de Alejandro Lavorante, boxeador argentino que peleó en Estados Unidos con Archie Moore y Cassius Clay, y que en el combate con Johnny Riggins se desplomó en estado de coma y nunca se recuperó. Falleció casi dos años después en 1964.

            Se dijo, entonces, que su mamá, intentando ayudarlo le bañó con un preparado hecho por un brujo. El cuerpo de Alejandro, con la piel muy debilitada por el largo tiempo postrado, no pudo resistir y sufrió una septicemia que lo llevó a la tumba.

            En su libro “Paula”, Isabel Allende nos cuenta en carta dirigida a su hija Paula para cuando llegara a despertar del coma ocurrido por un caso de Porfiria:

            “Entramos a la sala de Cuidados Intensivos y alcanzamos a verte consciente y un poco mejor que el día anterior, los médicos comenzaban a reponerte el sodio, que perdías a raudales, y la sangre fresca te había reanimado; sin embargo la ilusión duró sólo unas horas, poco después tuviste una crisis de ansiedad y te administraron una dosis masiva de sedantes, que te tumbó en un coma profundo del que no has despertado hasta ahora”.

            Paula falleció  en la madrugada del 06 de diciembre de 1992 sin recuperar nunca la conciencia.

            Poco después del fallecimiento de mi suegro don Noé Alva Vargas en 1969, mi suegra doña Natividad Rivera Pérez se sintió mal por lo cual la llevamos a la Clínica Adventista Stahl, en la carretera de la Marina en Iquitos.

            Vino un médico, la examinó y ordenó que le inyectaran un sedante; al rato vino otro médico, la examinó y ordenó que le inyectaran un sedante. Doble inyección de sedantes le provocó el coma.

            Así, inconsciente la llevamos a la casa, como no se recuperaba, a la media noche fui a llamar al doctor Héctor Bustamante Cornejo, viejo amigo de la familia y sabio para todos nosotros. Dijo que le diéramos a tomar café y cada hora la hacíamos caminar sosteniéndola entre los dos. A las seis de la mañana recuperó la conciencia. Una hazaña del Dr. Bistamante.

            Mi suegra cuidó a nuestras mellizas que nacieron un año después y vivió 14 años más después del coma. Doña Natividad había nacido el 08 de setiembre, Natividad de la Virgen María y se fue al Cielo el 08 de diciembre, la Purísima Concepción. Un derrame cerebral provocó el coma   durante tres semanas hasta que finalizó su existencia.

            La familia entera nos presentamos en Iquitos para darle el último adiós  a la abuelita amada de nuestras hijas, quienes la recordarán por siempre.

            Nunca olvidamos a quienes amamos.

Persona en estado de coma

303 BAJAN CLÁI

            El Centro Latinoamericano de Asesoramiento Empresarial (CLAE) estaba ubicado cerca a la embajada de Argentina y cuando íbamos en micro, sobre todo para no hacer notar que estamos llevando dinero en nuestros bolsillos y de esta manera, un tanto simplona, eludir a los ladrones, decíamos “Bajan en la Embajada Argentina.

            Pero el cobrador y voceador invariablemente gritaba a voz en cuello “Bajan clái”, con lo cual nos descubría y exponía a merced de los delincuentes, de manera que bajábamos del micro todo azorados.

            Mucho se ha hablado de CLAE, sobre todo en los medios de comunicación cuando de manera concertada lo satanizaban. Pero esta institución captaba ingentes cantidades de dinero fuera del sistema bancario en el cual nadie confiaba luego del descalabro de Alan García.

            Esta situación desesperó a todos los bancos y montaron una parodia para cerrarlo. El único lugar donde podías depositar tu dinero y cobrar en el plazo indicado con altos intereses fue cerrado y nos quedamos sin nuestra principal fuente de ingresos.

            Todo dinero que llegaba a nuestras manos corríamos a depositarlo con la seguridad que lo vamos a recuperar con creces.

            Lo clausuraron y dijeron que devolverían a la gente su dinero depositado pero esto jamás ocurrió, metieron al dueño a la cárcel, sin tomar en cuenta que un solo hombre no podía haber montado un sistema tan eficiente y hubo muchas personas responsables, pero solamente encerraron a Carlos Manrique. Los bancos felices y contentos, lo mismo que la sunat que te cobra impuestos hasta donde no hay servicios.

            Perdimos toda nuestra última inversión porque las autoridades se quedaron con todo. Nos queda solamente el consuelo de que “sacamos más de lo que metimos”. Es decir que fue bastante provechoso pero la envidia pudo más.

            Cuentan, a lo mejor son solo mitos urbanos, que Clae prestaba dinero con usura a los pequeños empresarios que siempre están necesitados de capital para poder trabajar y los bancos no los tomaban en cuenta porque no contaban con garantías formales. Y les cobraba sí o sí, que para ello tenía personal y por eso nos pagaba los intereses más altos del mercado.

            Nos dio mucha pena lo que pasó al señor Manrique y también nos dio mucha pena perder nuestro dinero porque había significado una verdadera ganancia en esos tiempos tan oscuros: una luz al final del túnel.

            Tengo entendido que no fue el único que captaba dinero para prestarlo a terceros, a quienes cobraba intereses con usura, para pagar a sus aportantes intereses elevados. El gordo Acosta, mi Asistente en la Cervecería, me dijo en aquel entonces que él le daba su dinero a un abogado, quien hacía lo mismo que Manrique pero en una escala muchísimo menor. Acosta me decía que su lema del abogado era: Nunca todo a uno solo. Lo que le entregaba el gordo lo distribuía en tres porciones y lo prestaba a tres personas, si alguno fallaba los otros dos le permitían cumplir.

            La verdad es que en tiempos difíciles la gente busca la manera de invertir lo poco que ha podido guardar para evitar la pérdida de su valor por la hiperinflación.

            Quienes han satanizado a Clae no supieron de problemas y la necesidad de la gente para sobrevivir. La supervivencia es deseo de muchos y tarea de todos.

            Qué pena haber perdido a CLAE.

302 EL HABLA INCULTA

            No hace mucho publiqué un artículo sobre El Habla Culta, ahora me propongo analizar la otra parte de la locución idiomática  en función de lo manifestado por mi comadre Clara Alván en el diálogo que sostuvimos en aquella ocasión:

  • Así es y me parece fuera de foco politizar el idioma de esa manera, entre «los viejos» sabemos que hay un habla culta y otro vulgar.

            En lo que se refiere al término vulgar el DRAE indica que se refiere al vulgo, es decir que es impropio de las personas cultas y educadas.

            Y tiene mucho que ver con las expresiones denominadas jerga o replana que son lenguajes propios de determinados grupos sociales o, incluso, profesionales. Esto quiere decir que solamente entre ellos se entiende.

            Pero el habla inculta se extiende a todos los habitantes de la zona donde consideran que están en la avanzada si se expresan con modalidades novedosas.

            En los años sesenta se puso de moda hablar “al revés”, o como decían los cómicos de la televisión: al vesre. Nos íbamos a la yapla a darna.

            El policía no te pedía “papeles” sino pelpas. La camisa era mica y, por extensión micaela. El pantalón era lompa. La mujer devino en jermu, pero como es femenino tenía que terminar en a, entonces es la jerma. Era común escuchar a un joven vanagloriarse “estoy saliendo con una jermita”. Es decir, si no hablabas en jerga estabas quedado, fuera de onda, anticuado.

            Hubo también épocas en que se ponían de moda vocablos de gran connotación: bacán, chévere chévere paja pulenta, se cree la última chupada del mango o, tal vez, la última CocaCola en el desierto. Estás en la calle, estás en nada, y, como decía Adolfo Chuiman en la televisión, estoy aguja, el cual finalmente devino en estoy chihuán, para significar que estoy sin plata.

            En el colegio el profesor de Castellano nos decía que los periodistas deforman el lenguaje al inventar términos que están muy alejados de las reglas gramaticales. Pero justo entonces se fundó el diario Última Hora cuya modalidad era precisamente la jerga que resultó muy del gusto de la gente.

            Pero también hubo pensadores aclamados por la crítica que trataron de imponer una nueva manera de decir las cosas. Dos me vienen a la memoria, Manuel González Prada y su libro “Pájinas libres” quien trató de imponer una nueva forma de escribir las palabras, y Andrés Bello con su célebre monografía “Análisis ideológica de los tiempos de la conjugación castellana” en la que intentó modificar nuestro método de conjugación. Ambos intentos nunca prosperaron.

            Pero la manera coloquial se usa siempre en medios muy íntimos pues nos resistimos a abandonar nuestra manera erudita de decir las cosas en consonancia con las reglas gramaticales y el diccionario.

            Modalidades de expresión se alojan en la mayoría de las personas de un entorno geográfico. En Iquitos existió una fábrica de aceite “Aceite Clarivo” y este nombre se asentó entre los pobladores quienes para decir “Claro, pues”, decían “aceite clarivo”. Cuando salió la canción The Real One se puso de moda decir de sí mismo “Soy el men”, pero las chicas de Iquitos le agregaban un final: Tú eres el Men tiroso. Incluso la cervecería Garza Blanca sacó un producto imbuido de esta temática por lo cual la llamaron Delmen. Lamento tener que decir que este producto no pegó entre el público y su vida fue efímera.

            Entre las personas cuidadosas de su buen hablar estuvo de moda decir un latinismo ipso facto, para significar, de inmediato. Pero al mismo tiempo entre las personas vulgares se puso en onda decir sobre el pucho para significar lo mismo. Terminaron por decir ipso pucho. Una síntesis de lo culto y lo vulgar.

            El cómico peruano Melcochita  ha popularizado una frase que es suya: “No vayan”, y muchas empresas lo contratan solamente para que lo diga. Por ello cayó muy mal cuando la actriz Denisse Dibós le entrevistó para un canal de televisión y él contó que en la calle hasta los niños le dicen “No vayas” y ella  en el colmo del desconocimiento total de lo que implica hacer una entrevista (labor de periodista) le preguntó candorosamente “Que no vayas a donde”.

            De todas maneras, la jerga es inevitable. A ti te gusta, a ti no. Como sea, entenderlas en países como el nuestro es más que una primera necesidad. Sin esquina no existes, sin barrio no hay paraíso.