160 BIEN BRUTO

Esta historia lo representaron en una Velada Literario Musical de nuestro colegio en Iquitos los alumnos de Quinto Año. Me hizo mucha gracia y nunca lo he olvidado.

Suena el teléfono de la habitación del hotel a las tres de la madrugada:

  • Aló ¿Patrón? Habla el capataz de la hacienda.
  • Aló Carmelo ¿Pasó algo?
  • No, nada grave Patrón, solo quería avisarle que su lorito se murió.
  • ¿Mi lorito?
  • Si Patrón, se murió su lorito por comer carne en mal estado.
  • ¿Y quién le dio carne en mal estado?
  • Nadie Patrón, el loro se la comió de uno de los caballos que estaban muertos.
  • ¿Caballos? ¿Cuáles caballos?
  • Dos de sus pura sangre se murieron tanto cargar agua.
  • ¿Y para que cargaban agua?
  • Para apagar el incendio.
  • ¿Incendio? ¿Cuál incendio?
  • Se quemó su casa Patrón por una vela que se cayó junto a la cortina.
  • ¿Y por qué encendieron una vela?
  • Patroncito era una vela del velorio.
  • ¿Velorio? ¿Cuál velorio?
  • De su mamá Patrón. Patroncito su mamá llegó sin avisar y yo le metí un balazo pensando que era un ladrón.
  • Noo… no puede ser, so pedazo de bruto.
  • Bueno Patrón no exagere. ¿Tanto escándalo por un lorito?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *