154 ZAPATERO A TUS ZAPATOS

Se había producido un inusual período de intensas lluvias en la región de Piura desde noviembre de 1982 y todo el verano de 1983. La zona prácticamente se inundó y cundió la alarma en todo el mundo. En realidad en otras partes del mundo se produjo también este evento que se dio en llamar el “Fenómeno del Niño” por su asociación con la Corriente del Niño en el Norte del Perú.

De todas partes del país y de otras partes del mundo enviaron alimentos, medicinas, ropa y abrigo para ayudarlos en la desgracia.

También la Comunidad Industrial (CI) de la Cervecería Backus y Johnston acordó en Asamblea General donar 10 millones de soles que se decidió entregar a la Cruz Roja Peruana porque ellos estaban desde el principio trabajando en ese lugar.

Como yo era el Presidente de la CI, la Cruz Roja me invitó a viajar a la ciudad de Piura para observar en directo la distribución de nuestro donativo.

No dejó de llamarme la atención cuando se me dijo que el íntegro de la donación sería utilizada para adquirir alimentos y que estos alimentos serían comprados en la misma ciudad de Piura. ¿No era que estaba destruida?

La primera sorpresa que me llevé al llegar a la ciudad de Piura fue ver que estaba en una ciudad completamente estabilizada, pujante y briosa y que las personas desarrollaban su vida completamente normal.

Las más grandes empresas del país tenían allí enormes almacenes que funcionaban a todo vapor. No faltaba nada.

En Piura me recibió el Jefe de la Cruz Roja, un Odontólogo que era Profesor en la Escuela de Oficiales de la Guardia Republicana del Perú (GRP) en Lima. Me manifestó que desde el comienzo se hizo presente con su equipo, todos voluntarios como él, pero para poder viajar a Piura tuvo que dejar un reemplazo como Profesor en la EOGRP, pagado por él.

Me mostró los estragos que ocasionó en su momento “el Niño”. En las paredes del centro de la ciudad estaba carcomido hasta 1 metro de altura, señal de hasta donde llegó el agua en la inundación.

Fue él quien me explicó que la Cruz Roja, en todas partes del mundo, en caso de emergencias atiende solamente tres cosas: Alimento, techo y abrigo.

De la salud se encarga el Ministerio de Salud. Ellos atienden solamente Primeros Auxilios o prehospitalario durante la emergencia.

De las carreteras se encarga el Ministerio de Transportes y de la educación el Ministerio de Educación.

Es decir, que cada quien tiene su ámbito y sus obligaciones. Durante una emergencia la Cruz Roja tiene como función cubrir únicamente los ítems señalados anteriormente: Alimento, techo (generalmente carpas de campaña) y abrigo.

Inquieta pues que todo el que postula a un cargo electivo proponga como meta para su elección brindar seguridad a la ciudadanía. Para eso está la Policía.

Es, pues, el Ministerio del Interior quien debe proporcionar obligatoriamente seguridad a todo el país y no las municipalidades ni los congresistas. El Congreso debe revisar la legislación sobre la actuación policial y la adecuada utilización de las armas pensando siempre en el bien común.

Mal hacen entonces las municipalidades realizando tareas policiales y peor aun cobrando con exceso por un serenazgo ineficiente. La función de la municipalidad es cuidar la limpieza y el ornato de la ciudad.

Que cada quien asuma sus responsabilidades y si no lo hacen deben ser removidos de inmediato de su cargo.

Zapatero, a tus zapatos.

También recuerdo que me dijo el jefe de la Cruz Roja en Piura:

  • ¿Sabe por qué la gente viene siempre a la Cruz Roja y no va nunca a Defensa Civil?
  • ¿Por qué?
  • Porque a las cinco de la tarde Defensa Civil cierra sus puertas y no atiende a nadie, pase lo que pase. En cambio la Cruz Roja no cierra nunca y estamos siempre listos para atender a quien quiera que tenga una emergencia.
  • Buen punto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.