144 BITS Y BYTES

En 1994 adquirimos la más moderna computadora de MacIntosh para mi hija Claudia, habida cuenta que las clases de Diseño Gráfico en la Pontificia Universidad Católica (PUCP) se llevaban a efecto en computadoras Macintosh 128 K. Fue un completo Centro de Cómputo: computadora Power Macintosh de 500 MB de memoria, entonces un monstruo, un escáner y una impresora de inyección de tinta a colores. Pero Apple, con su entorno fácil de usar y sumamente amigable, tenía sus propias aplicaciones para trabajar, incluyendo su propio procesador de texto.

Para el resto de la familia necesitábamos una computadora de uso generalizado. Una computadora IBM estaba fuera de nuestro ideal por su mezquina arquitectura que solamente admitía componentes IBM, por lo cual perdió mucho terreno en el uso diario. Las máquinas más útiles resultaron las computadoras compatibles, diferentes fabricantes construyen los periféricos a la medida de nuestras necesidades y puedes utilizar el que te parece más conveniente. Todo encaja y es aceptado por la máquina.

Es por esta razón que en 1997  me matriculé en la Sociedad Nacional de Informática en el curso de “Ensamblaje, Diagnóstico, Mantenimiento y Reparación de Computadoras IBM y Compatibles”. No había aun terminado el curso y ya había ensamblado nuestra primera Computadora PC. El curso me permitió entender y decidir lo que en verdad necesitábamos. No presté mucha atención a la clase de impresoras de matriz de puntos porque ya estaban de salida y únicamente lo usaban en oficinas. Para la casa lo más práctico eran las impresoras de inyección de tinta y para oficinas de gran volumen de impresión necesitan una impresora Láser.

En las clases se daba muchísima importancia a la comprensión del bit y el byte porque es lo que define el funcionamiento de una computadora. De hecho, toda la informática funciona con bits y bytes.

El bit es el acrónimo de Binary Digit (Dígito binario) cuyo significado en términos técnicos es la menor unidad de información de una computadora. Puede tener solamente uno de dos valores: 0 y 1. Es como decir: encendido o apagado. Varios bits combinados entre sí dan origen a otras unidades tales como bytes, Kilobytes o Megabytes.

Toda la información procesada por una computadora es medida y codificada en bits. El tamaño de los archivos son medidos en bits, las tasas de transferencia son medidos en bits, toda la información en el lenguaje del usuario es convertida a bits para que la computadora la “entienda”.

El byte es un múltiplo del bit. Un byte es un conjunto de 8 bits que están agrupados de cuatro en cuatro o en cuatro “crumbs” de 2 bits cada uno. En realidad un byte puede representar a un carácter.

Los bits también son utilizados para la clasificación de colores de una imagen. Por ejemplo, una imagen monocromática tiene un bit en cada punto (dot), blanco o negro, mientras que una imagen de 8 bits (1 byte) soporta hasta 256 colores.

El byte deriva del inglés bite, literalmente mordisco, como la unidad más pequeña de datos que la computadora podía “morder” a la vez.

Los múltiplos en el sistema binario difieren del SI (Sistema Internacional) en que estos aumentan y disminuyen de 1,000 en 1,000. En el sistema binario un Kilobyte o Kbyte o Kb, equivale a 1,024 bytes.

Un Megabyte equivale a 1,024 Kb o 11048,576 bytes o caracteres. Un Gigabyte equivale a 1,024 Mb, 1 Terabyte corresponde a 1,024 Gb, etc.

La memoria de todos los sistemas informáticos y todas las unidades de almacenamiento, disco duro, disco duro externo, memoria USB, etc., emplean estos sistemas de medidas.

Los bits se usan como unidad oficial para la velocidad de transmisión de datos mientras que el byte se usa como unidad oficial de almacenamiento de datos o memoria.

Ha quedado en la historia lo que era fundamental en 1,997, las tarjetas controladoras para cada dispositivo y sus respectivos cables de conexión. Las disqueteras para disquetes o floppy disk de 5 ¼ y de 3 ½ pulgadas que apenas contenían 80 Kb de datos.  Su poca capacidad y su fragilidad las ha dejado obsoletas. La tecnología ha avanzado a pasos agigantados en estos últimos años y se espera un desarrollo aún más sorprendente. Por lo pronto ya se está hablando de almacenamiento en Petabytes, es decir mil billones de bytes en el SI.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *