108 LA ÉTICA

La ética es una rama de la filosofía que se dedica a analizar la conducta humana y paralelamente, estudiar la moral y encontrar una manera de juzgar a la misma. El término ética tiene su origen en el griego, proviene del vocablo ethikos que significa carácter.

La ética puede ser definida como una ciencia del comportamiento moral pues, mediante un exhaustivo análisis de la sociedad se determina como es que deberían (hipotéticamente hablando) actuar todos los miembros pertenecientes a ella.

Cabe resaltar, que la ética no es coactiva ya que, al no imponerse sanciones legales en el  individuo (claro está, no existen las leyes éticas) se promueve una autorregulación a través de normas colectivamente establecidas para todos.

Fuente:

«Ética». Autor: María Estela Raffino. Para: Concepto.de.

Disponible en: https://concepto.de/etica/.

LA ÉTICA PROFESIONAL

La ética profesional o deontología profesional, término introducido por Jeremy Bentham en su Deontology or the Science of Morality, Deontología o ciencia de la moralidad, 1834) es la rama de la ética aplicada cuyo propósito es establecer los deberes de quienes ejercen una profesión.

La ética o deontología no impone sanciones legales o normativas. Sin embargo, la ética profesional puede estar, en cierta forma, en los códigos legales que regulan una actividad profesional. La deontología también forma parte de lo que se conoce como ética normativa y presenta una serie de principios y reglas de cumplimiento obligatorio.

Fuente:

“Definición de ética”. Autor: Julián Pérez Porto. 2008.

En resumidas cuentas, la ética tiene que ver con el comportamiento de todas las personas en la sociedad, profesionales o no. La ética profesional es la que compete a los actos de la persona que pertenece a un colegio profesional Todos los Colegios Profesionales tienen su propio Código de Ética y todos los miembros colegiados tienen que cumplir obligatoriamente, de lo contrario podrán ser separados de él.

Cuando trabajaba en La Oroya para la Cerro de Pasco Corporation, jamás escuché a ningún obrero o empleado no profesional mencionar sobre si tal o cual Ingeniero no tiene Ética Profesional. No formaba parte de su lenguaje o de sus preocupaciones.

De hecho, tienen su propia manera de sancionar. Me contaron, entonces, que hubo un Ingeniero abusivo de quien se vengaron. Pusieron herramientas en la maletera de su auto y cuando estaba saliendo llamaron por teléfono interno a Plant Protection en la Caseta de Control del Portón. En todas las empresas norteamericanas Plant Protection es la policía inapelable al interior de la Planta. Le ordenaron abrir la maletera de su auto y se encontró las herramientas “robadas”. Despidieron al Ingeniero.

Pero en la Cervecería Backus era común que los obreros dijeran fácilmente de tal o cual Ingeniero “no tiene ética profesional”. El personal de Backus tienen hijos en la Universidad o ya profesionales y esta palabrita forma parte de su léxico, aunque, me parece, no saben lo que significa ni lo que implica: que también ellos tienen la obligación moral de comportarse bien.

Toda vez que te descuidabas y dejabas algún objeto en un lugar de la Planta, desaparecía y no lo volvías a encontrar. Cualquier objeto.

En la Planta del Rímac los trabajadores eran antiguos y sin mucha instrucción y los robos eran banales. Pero en la Planta de Ate, la planta nueva, la más moderna de Latinoamérica, se contrató a personal calificado, mínimo 5º de Media, preferible institutos técnicos. Y los objetos que se perdían eran muy valiosos, porque sabían su valor.

Pero cuando se “perdió” una válvula de muy altísimo valor, hicieron la denuncia y comenzaron a revisar los casilleros. Al día siguiente ocurrió el “vómito negro”. Todos los objetos “perdidos” aparecieron en el piso.

Cuando estuve en Primero de Secundaria, los profesores nos explicaban la diferencia entre deber y obligación: obligación es lo que manda la ley y deber es lo tienes que hacer por educación.

A mi modo de ver, muchos profesionales al colegiarse reciben el Código de Ética de su Colegio Profesional, pero no comprenden los términos del mismo y usan la palabra ética como justificación de una decisión que deben tomar, y la toman de manera errada.

En el comedor de la Cervecería Backus, donde trabaje 25 años, escuché a un joven Ingeniero Mecánico manifestar a sus compañeros de mesa que va a renunciar.

  • Por ética debo renunciar

Este joven no formaba parte de mis conocidos o amigos  en la fábrica del Rímac. Nunca nos encontramos en un punto de trabajo ni habíamos conversado jamás. No pude entonces decirle cuan equivocado estaba.

Acorde con los nuevos tiempos laborales, la cervecería estaba cambiando los turnos de trabajo. Se terminaron los sobretiempos. El Sindicato de Empleados, los ingenieros no somos sindicalizados, pero sus acuerdos involucran a todos los empleados, acordó con la empresa cumplir jornadas de 48 horas semanales en vez de las 45 horas que tuvimos siempre, con un descanso de 1 día y medio, sábado por la tarde y domingo. Ahora se asignaba a los profesionales un día de la semana como día libre y, por tanto, debían trabajar sábados y domingos, como días normales de trabajo. Es, entonces, un sistema de trabajo perfectamente normal.

Al llegar al Laboratorio de Embotellamiento me encontré con otra situación similar. El joven Ingeniero Rozas me informó que le han destacado a la Planta de Ate, la Planta cervecera más grande y más moderna de Sudamérica, como Supervisor Producción, y, eso, él lo consideraba como que le bajaban de categoría: De Jefe de Guardia de Control de Calidad a Supervisor de Producción

  • Ingeniero Suárez, por ética debo renunciar.

Rozas había sido entrenado por mí y era un buen profesional, pero no tenía ni la más mínima idea de lo que es la ética.

  • Te voy a contar una historia – le dije – He trabajado en Cerro de Pasco Corporation en La Oroya, una empresa norteamericana en un lugar perdido en la Sierra Central de nuestro País. Nuestro cargo era “Supervisor de Producción”. La intención de los “gringos” era reemplazar a todos los empleados no profesionales en los puestos de Supervisor de Producción por Ingenieros. Y lo hicimos bien.
  • Ahora Backus está tomando, 25 años después, el mismo camino de los gringos. Reemplazar a todos los Supervisores no profesionales por Ingenieros. Por eso te envían a la Planta de Ate como Supervisor de Producción, para mejorar la calidad del trabajo en su conjunto. Por otra parte, con las nuevas Normas de ISO 9001, “cada quien es responsable de lo que hace”, el Departamento de Control de Calidad va a desaparecer. Producción va a tener que realizar su propio Control de Calidad de lo que hace y tú, felizmente, estás bien entrenado en ese campo y les serás de mucha utilidad en tu nuevo puesto. Me hizo caso.

En una visita que hice a la Planta Nueva me dijo que se encontraba contento con su trabajo y muy agradecido por los consejos que oportunamente le di.

Trabajo en la cervecería

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.