62 SETIEMBRE NEGRO O EL SALINAZO

            El nombre «Septiembre Negro» surge del conflicto homónimo iniciado el 6 de septiembre de 1970, cuando el rey Hussein I de Jordania impuso la ley marcial en respuesta al intento de los fedayínes de derrocarlo.

Fuente Wikipedia La enciclopedia libre

Es evidente que en nuestro país los periodistas usaron esta expresión para referirse a una situación política completamente diferente al de su origen.

Creo que es pertinente una breve explicación para ponernos en contexto. Durante la última etapa del gobierno del Presidente Belaunde se producía una inflación controlada del 2% mensual y la gente ya estaba acostumbrada a que los precios suban cada mes en esa pequeña cantidad.

Cuando entró el Presidente Alan García el 28 de julio de 1985, subió los precios en 25% y los congeló con el “canto de sirena” de que los precios ya no van a subir hasta diciembre. El Ministro de Economía era Luis Alva Castro.

Durante este período la población, sobre todo la más ingenua, se veía sonriente y feliz.

  • Ya no suben los precios se oía decir

Nunca llegué a comprender el grado de ceguera de estas personas. Los precios no subían porque ya habían subido de “golpe y porrazo”. Con Belaunde la inflación del 2% mensual habría llegado en diciembre a 24%, pero con García en julio subió todo en 25%. ¿Cuál es la ganancia? ¿No era bastante obvia la situación?

En una oportunidad estábamos en un Centro de Esparcimiento en la Carretera Central toda la División de Producción de la Cervecería Backus para celebrar el Día de la Producción. Cuando a David Cruz se le ocurrió, sin por qué ni para qué, comentar

  • Antes no tenía plata, ahora en cambio ando con plata en el bolsillo desde que entró Alan García. Ahora sí estamos bien –Entendí que nunca fue realmente inteligente, pero llegar a este extremo me encendió la ira
  • Te felicito “Deivid” por la casa que te has comprado en Las Casuarinas
  • ¿Casa? ¿Cuál casa? Yo no me he comprado ninguna casa y menos en Las Casuarinas
  • Entonces te compraste un Toyota del año
  • Nada, hombre, no me he comprado ningún carro
  • ¿No te compraste ni un equipo de sonido cuadrafónico, ni una moto, ni siquiera una bicicleta o un patín
  • No
  • Entonces dime Deivid ¿Para qué diablos te sirve tener plata en el bolsillo si no puedes comprar absolutamente nada?

Me parece que David se merecía esta reprimenda

18 meses duró esta “felicidad” de los ciegos porque la realidad no perdona y se produjeron deformaciones en los precios que trataban de ocultar, como si fuera posible ocultar el sol con un dedo.

El nuevo Ministro de Economía Abel Salinas, el 6 de setiembre de 1988 tuvo que hacer una devaluación de shock, un desembalse de precios brutal que trastornó no solamente la economía sino también el ánimo de la población.

A esta devaluación los periodistas peruanos le llamaron “Setiembre negro” porque ocurrió en setiembre y acabó con los sueños de muchos. También le llamaron “Salinazo”.

Si los sueldos no alcanzaban antes, menos iban a alcanzar ahora. Vi a una señora mandar a comprar dos empanadas, ir al fondo del Laboratorio y engullírselos atragantándose como si el mundo se fuera a acabar en ese momento. Le había producido un fuerte nerviosismo la situación. El “futuro diferente”.

El Ministro de Economía

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *